(ANIVERSARIO) ALEMANIA: “NOCHE DE LOS CRISTALES ROTOS”

Kristallnacht: la policía tenía órdenes de no intervenir

Se ha conmemorado en Alemania y Austria la llamada “Noche de los cristales rotos”, cuando en la noche del 9 al 10 de noviembre de 1938 los nazis hicieron la prueba general de lo que después sería el genocidio judío. Quemaron en Alemania y Austria 1.406 sinagogas y destrozaron 7.500 negocios judíos. Las vidrieras de los negocios hechas pedazos le dieron el nombre al episodio. Mataron a cientos de judíos y los días siguientes 30 mil judíos fueron deportados a los campos de concentración.

No escaparon a la destrucción cementerios y casas privadas de judíos. El pretexto fue que el 7 de noviembre un joven estudiante judío había matado en la embajada alemana de París al embajador alemán Ernst von Rath. Este homicidio a su vez era consecuencia de la anterior expulsión de 17 mil judíos polacos residentes en Alemania (entre los cuales los padres y la familia del joven asesino). Enseguida después del asesinato de Ernst von Rath, el ministro alemán Joseph Goebbels hizo un encendido discurso contra los judíos, afirmando que no se impedirían represalias espontáneas contra los mismos. Efectivamente la policía recibió la orden de no intervenir y no hubo ningún procesamiento. Todo había sido organizado por las milicias de Hitler. El mundo guardó silencio y muchos países cerraron las puertas a los judíos que intentaban escapar de Alemania. El gobierno nazi le echó la culpa de todo, a la indignación espontánea de la gente. También la prensa fascista italiana habló de “reacciones espontaneas, legítimas e incontrolables del pueblo alemán en respuesta al atentado de París” (La Stampa). Ya en Alemania los judíos habían perdido todos los derechos civiles; pero con la noche de los cristales empezó contra ellos la violencia organizada, la que después terminaría en la “Shoah” (=catástrofe). El 12 de noviembre salió el decreto de “eliminación de los judíos de la vida económica” y se multaron colectivamente a los judíos con mil millones de marcos por la muerte de von Rath.

REACCIÓN DE LAS IGLESIAS

“La persecución de los Judíos en la Polonia ocupada significó que podemos ver el horror que se exterioriza gradualmente de muchas maneras. En 1939, los judíos se vieron obligados a llevar las estrellas en sus ropas, y fueron conducidos y encerrados en guetos. Luego, en los años 41 y 42 hubo muchas pruebas públicas de auténtico sadismo. Con esa gente comportándose como cerdos, sentí que los judíos estaban siendo eliminados. Tuve que ayudarlos. No había elección”. Oskar Schindler.

La mayoría de los católicos alemanes no era racista ni antisemita y estaba asqueada por la violencia brutal contra los judíos; pero prevalecía en general una estrategia de autodefensa. Se temía que la lucha contra los judíos se transformara en lucha contra los católicos. Por otra parte Hitler había firmado un concordato con el Vaticano y se lo veía como un fuerte baluarte contra el comunismo. Hubo una marcada indiferencia hacia el problemas de los judíos, poca sensibilidad para salir en su defensa ya sea por parte de los católicos como de los protestantes. Los obispos eran conscientes de que el nazismo era incompatible con el cristianismo por su racismo, nacionalismo  exacerbado y su violencia. Pero callaron ya sea en la “Noche de los cuchillos largos” de junio de 1934 cuando hubo una gran matanza ordenada por los nazis de dirigentes políticos, como en 1938. Hubo admirables excepciones como en el caso del cardenal Michael Faulhaber, arzobispo de Munich. Hitler logró dividir a las Iglesias, entre los que querían salvar los principios (la minoría) y los que querían salvar a las personas. El silencio mayoritario del episcopado alemán, reflejaba la postura del clero y del laicado. Reflejaba también la postura del Papa Pio XII que si bien dejaba librada a cada obispo la oportunidad de una denuncia, creía que en el caso de los judíos una denuncia pública de la Iglesia hubiera perjudicado mayormente aún, no a la Iglesia sino al pueblo judío. Lo que es seguro históricamente es que la “noche de los cristales” fue un “test” para Hitler; pudo medir el grado de reacción de la opinión pública nacional e internacional. Y marcó el paso de la discriminación, a la persecución directa y al genocidio de los judíos.

LOS DESAGRAVIOS DE HOY

Frente al avance del racismo y la xenofobia, de los populismos y los extremismos de derecha en Europa, la jefa de gobierno alemana Angela Merkel, vestida íntegramente de negro, hizo un fuerte llamado a la sensatez desde la sinagoga mayor de Berlín incendiada hace 80 años. Invitó a todos “a preguntarse: ¿qué hemos aprendido realmente del pasado? Hoy la distancia del tiempo hace que muchos jóvenes no conozcan lo que pasó ni se lo crean”. Parecidas palabras pronunció el presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, Reinhard Marx: “Que tantas personas, muchas de las cuales cristianas, hayan aparentado no ver nada o hayan estado mirando sin hacer nada, nos llena aún hoy de vergüenza. La memoria de estos hechos nos dice cómo el estado de derecho y la democracia no son conquistas definitivas. Hoy también la democracia está en peligro; se empieza brutalizando el lenguaje, para llegar después a brutalizar la conducta y la moral. Hoy ya no hay “pogroms” antijudíos pero también hoy, frente a las sinagogas, centros judíos, escuelas y jardines de infantes debe haber policía; y esto no es normal. Quien lleva el kipá debe aguantar agresiones verbales y físicas; y esto no es normal. Un cristiano no solo ha de rechazar el antisemitismo sino que ha de ser solidario con los hermanos judíos”. En Alemania está resurgiendo el antisemitismo también por la llegada de miles de refugiados de países enemigos de Israel. Las fiestas judías ya no pueden celebrarse en los espacios públicos sin protección policial. Se trata de minorías, pero Marx advierte: “El odio de unos pocos se vuelve poderoso a través del silencio de muchos”. La historia lo demuestra.

                                                                     P.C.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.