RUSIA: ¿CISMA ENTRE LOS ORTODOXOS?

Los patriarcas Kiril y Bartolomé

Bajo la acusación de “invasión de sus territorios”, el Patriarcado de Moscú no concelebrará más con obispos y popes del Patriarcado de Constantinopla que han sido excomulgados; ni los fieles podrán participar de sus liturgias. No es “cisma” porque no hay rupturas doctrinales, pero se trata de algo muy serio porque se ha roto la comunión sacramental. El ahora Patriarcado de Kiev (Ucrania) que ha sido declarado eclesiásticamente independiente (=autocéfalo) por un sínodo en Constantinopla y que hasta ahora dependía de Moscú, es demasiado importante para el Patriarcado de Moscú.

En Kiev están sus raíces históricas y allí hasta ahora regentaba doce mil parroquias. El metropolita de Kiev era ordenado por el patriarca de Moscú. Más de un tercio de los fieles del Patriarcado de Moscú son ucranianos. El pedido de cambio ha surgido de los mismos ortodoxos ucranianos; las tensiones con Moscú se han originado hace ya varios años, después de la caída de la URSS, con la invasión rusa de Crimea y la guerra con Rusia en la parte oriental de Ucrania. Se trata de una cuestión no solo religiosa sino político-histórica. Vladimir Putin apoya al patriarca  Kirill y el presidente de Ucrania al patriarca Filaret. Desde hace 4 años Kirill no viaja a Ucrania y al metropolita Hilarión le prohibieron la entrada. Por su parte Bartolomé reivindicó el derecho histórico de la “iglesia madre” de Constantinopla de reconocer la autocefalía de las iglesias ortodoxas. “Nuestro derecho no se basa en el número (el patriarcado ruso cuenta con la mitad de los ortodoxos en el mundo) sino en el hecho de que la nuestra es la primera iglesia, origen de todas las iglesias locales y que ha reconocido todas las iglesias autocéfalas del mundo contemporáneo”. Bartolomé acusa a Moscú de “gravísimo abuso de autoridad” al declarar la excomunión. El metropolita ruso Hilarión Alfaeev de visita a Roma descartó la idea de que el Papa pudiera ser un árbitro en la disputa. Inclusive aseguró que un viaje del Papa a Moscú era inoportuno porque prevalece una actitud negativa entre los fieles para esta posibilidad. Tampoco los rusos ya participarán de diálogos ecuménicos con los católicos estando presentes los de Constantinopla. Se espera que la ruptura entre los ortodoxos sea provisoria y sin violencia por el control de iglesias y bienes de las comunidades. A pesar de  no haber afectado las relaciones con los católicos, es seguramente una derrota para todos los cristianos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.