(catequesis de adultos) ¿QUÉ ES EL CATECUMENADO?

El 24 de octubre pasado el Papa en una catequesis criticó como insuficiente la actual preparación que se hace para el sacramento del matrimonio. Dijo: “Su preparación exige un tiempo de noviazgo y además antes de celebrar el matrimonio religioso, los novios tienen que madurar la certeza de que no basta con la buena voluntad, sino que se han de apoyarse en el amor fiel de Dios. No se promete fidelidad para siempre solo sobre la base de la esperanza de que eso funcione. Tres o cuatro charlas en la parroquia sería aparentar una preparación. Esta no es una preparación y los responsables de esto son los párrocos y los obispos que lo permiten. Debe hacerse un verdadero Catecumenado. Se juega toda la vida en el amor y con el amor no se juega”.   

Históricamente en los primeros tres siglos el Catecumenado era el tiempo en el que tenía lugar para los adultos el proceso de iniciación cristiana que terminaba con los tres sacramentos del bautismo, la confirmación y la eucaristía. La iniciación cristiana de los catecúmenos duraba tres años. El Catecumenado (del griego “katekein”=enseñar, instruir) terminaba con la celebración de los tres sacramentos juntos en la Vigilia Pascual con la presencia del obispo. Cuando el Cristianismo con los emperadores Constantino y Teodosio terminó de ser una religión prohibida y pasó a ser religión de Estado, empezaron las conversiones masivas y todas las familias se hacían bautizar. Empezó la época llamada “Cristiandad” en la que todos se declaraban cristianos; se empezó a dar el bautismo y demás sacramentos a los niños y el Catecumenado de adultos desapareció. Frente a los embates modernos del iluminismo, del secularismo, de las ideologías materialistas y de la descristianización, el Concilio Vaticano II volvió a recuperar el Catecumenado para la iniciación cristiana de los adultos. Aún hoy, en sentido propio el Catecumenado se dirige a los adultos no bautizados, pero en sentido amplio también a aquellos que no han completado la iniciación cristiana con la confirmación y la eucaristía, a aquellos que aun habiendo recibido los tres sacramentos se han alejado totalmente de la Iglesia, a los chicos grandes (de 7 a 14 años) que no han sido bautizados cuando niños o no han completado la iniciación cristiana. Todas estas personas están en estado catecumenal y la duración de su catecumenado la establece el obispo. Ahora el Papa ha extendido la propuesta del Catecumenado también para el casamiento por Iglesia, quizás debido a la cantidad de matrimonios nulos o inválidos por faltarles una fundamentación cristiana. Es que todo sacramento supone la fe.

P.C.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.