BRASIL: Pastorales sociales enfrentan a Bolsonaro

Francisco recibe del Cimi el ‘Relatório Violência Contra os Povos Indígenas no Brasil’

En el pasado el actual candidato presidencial Jair Bolsonaro insultó a la Conferencia Episcopal de Obispos y al CIMI ( el organismo episcopal en defensa de los indígenas) por ser “la parte podrida de la Iglesia Católica”. Él defiende la explotación de los recursos de la Amazonia por multinacionales extranjeras, lo que sin duda puede tener como consecuencia una catástrofe ambiental impredecible. Sobre este tema y muchos otros se expresó el 15 de octubre pasado un fuerte documento de las 14 Pastorales Sociales y del CIMI, titulado: “Democracia; cambio con justicia y paz”.

Lamentan que “un movimiento antidemocrático quiera herir valores supremos consagrados por la constitución y apele al odio y a la violencia, poniendo al pueblo contra el pueblo. Demoniza a sus opositores, los clasifica de comunistas y bolivarianos, menosprecia a la población del nordeste, predica la tortura y la pena de muerte, afirma que la mujer tiene menos derechos que el varón, practica el racismo y la xenofobia. Se vislumbra además el abandono del estado democrático de derecho al querer la militarización de las instituciones, garantizar impunidad a las fuerzas policiales, armar a la población civil, cortar o reducir los programas de derechos humanos y sociales. Brasil es un país de desigualdades sociales profundas que se pueden ahondar más todavía con un gobierno al servicio del sistema financiero y de la política neoliberal”. Según las Pastorales Sociales de la Iglesia, lo que se propone Bolsonaro sería peligroso por la democracia y una intensificación del gobierno Temer que solo trajo desempleo, sufrimiento y abandono de las masas populares. Hablando del candidato ex militar, afirman: “Pretende ser salvador de la patria un hombre que está en el congreso desde hace 30 años y cambió de partido 8 veces, siempre votando contra todas las políticas sociales a favor del pueblo”. Bolsonaro, cuyo apoyo principal son los militares, el mercado y también los evangélicos, afirma luchar por la seguridad y contra la corrupción; además visitó al cardenal Orani Tempesta de Rio comprometiéndose a rechazar la legalización de la droga y del aborto, a defender la vida y la familia, la libertad religiosa. Llama la atención como se presente defensor de la vida alguien que se propone ajusticiar sin proceso a los traficantes de droga,  enviar el ejército a las favelas, reponer la pena de muerte. Amenaza además con retirarse de la ONU, “un local de reunión de los comunistas” y del Acuerdo de París sobre el cambio climático debido a “la fábula del efecto invernadero”. Por su parte el oponente Fernando Haddad se acercó a la sede de la Conferencia Episcopal y se declaró de acuerdo con los obispos sobre el tema de la defensa de la democracia, la seguridad y la lucha contra la violencia, el castigo a los corruptos, la protección del medio ambiente, la defensa de toda vida. Escribió una carta a los evangélicos rechazando las mentiras que acusan al PT de estar a favor del aborto y de la ideología de género. Parecería que una nueva ola esté subiendo , tal como sucede en Europa, de una derecha nostálgica de autoritarismo, que desprecia la democracia como una farsa en la que predominan la corrupción y la demagogia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.