(Vaticano) “ATAQUE INJUSTO” réplica a Viganó

Marc Oullet

El cardenal Marc Ouellet, como prefecto de la Congregación de Obispos, respondió con una carta pública al ex nuncio en Estados Unidos Carlo Maria Viganó que acusó al Papa de cubrir los abusos sexuales del ex cardenal estadounidense Theodore McCarrick. Según Ouellet, el suyo ha sido “un montaje político carente de todo fundamento”.

Escribe: “Papa Francisco no conocía la situación de McCarrick, ni fue él que lo promovió a la jerarquía eclesiástica (todavía no era Pontífice). Tan pronto como se enteró de las graves acusaciones contra él, lo destituyó de cardenal”. Ouellet admite fallos en el proceso de elección que se llevó a cabo en el año 2000 cuando Juan Pablo II lo designó arzobispo de Washington. “La decisión del Papa se apoyaba  en las informaciones locales. La integridad del Papa Francisco es indiscutible y nadie como él ha luchado contra la plaga de los abusos. La acusación de Viganó es inconcebible”. McCarrick por su parte publicó un segundo memorial donde, frente al silencio del Papa, escribió: “Quien calla otorga”. La actitud de este obispo es parte de una desfachatada campaña ultraconservadora que se da hoy en la Iglesia, sobre todo por parte de obispos norteamericanos que rechazan al Papa por tercermundista y anticapitalista. Al frente de la misma está el cardenal Raymond Burke, aliado del ex asesor de Donald Trump, Steve Bannon que dirige ahora una campaña en Europa a favor de la nueva ola populista y xenófoba. Contundente el juicio del cardenal Oscar Rodríguez Maradiaga: “Está claro que el objetivo de todas estas expresiones llenas de veneno y calumnias, es tan solo el de atacar y debilitar la figura del Papa Francisco. Si no hay fe en el sucesor de Pedro, los protagonistas de este circo mediático no renunciarán a sus habladurías”. El arzobispo de Filadelfia Charles Chaput, que apoyó las denuncias de Viganó, llegó a pedirle al Papa que anulara la convocatoria de este Sínodo “porque en la actualidad los obispos no tendría ninguna credibilidad para enfrentar la problemática de la juventud”. Por su parte el Papa Francisco no acudió a reprimendas sino que encargó una comisión para que estudiara a fondo el caso McCarrick con la clara consigna de  dar a conocer sus resultados. Francisco está decidido a terminar con esta plaga de la pedofilia y por eso citó para febrero a todos los presidentes de las Conferencias Episcopales del mundo. Es un hecho que se da por primera vez en la historia debido a la gravedad del problema. Demuestra también como, más allá de la curia vaticana, Francisco confía en el protagonismo de las Conferencias Episcopales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.