(entrevista): Víctor M. Fernández

“No conviene defenderse
de las personas que buscan protagonismo”

 

El ex nuncio en Estados Unidos, Carlo Maria Viganó, que acusó al Papa de cubrir los abusos sexuales del ex cardenal estadounidense Theodore McCarrick, ha cometido -según Marc Ouellet- “un montaje político”. En esta entrevista a Religión Digital, el arz. de La Plata Víctor Manuel Fernández explica la situación.

¿Qué sintió cuando se dio a conocer el ‘documento’ del ex Nuncio Viganó?

Siempre me enseñaron a poner en primer lugar al Pueblo de Dios. En este caso, veo a un consagrado que da prioridad a sus intereses ideológicos -bien conocidos- por encima del bien de la gente, que termina confundida y desesperanzada. El Papa Francisco, terminado el proceso correspondiente, aplicó las maximas sanciones al Cardenal abusador, y eso es lo unico que sabemos con certeza.

¿Volvemos a las intrigas de un Vatileaks III o han querido utilizar la plaga de los abusos, para socavar la autoridad papal?

Este Nuncio de mentalidad muy conservadora y uno de los grandes enemigos de las aperturas de Francisco, debería recordar que los casos mas graves de abusos se dieron por parte de fundadores de congregaciones de corte muy conservador (no hace falta nombrarlos, pero recuerdo al menos 5 casos muy graves de America Latina). Creo que este señor busca un doble objetivo: desacreditar a Francisco con un tema que tiene mucha prensa (nunca la prensa mundial ha citado tanto los blogs coservadores catolicos como en este caso). Y segundo, quitarse el lazo de encima, intentando hacer creer que él no tiene rezponsabilidad alguna por las lentitudes ante casos de abusos en el país donde era Nuncio.

¿Se trata de un ataque sin prededentes contra el Papa o el ex Nuncio es un simple peón en manos de los capos rigoristas?

Es un caso más que muestra que varias personas de estos sectores olvidan una parte de la ley de Dios y caen en el mismo relativismo o en la moral de situacion que critican. Piensan que su supuesta defensa de la doctrina tradicional les autoriza a levantar falso testimonio y mentir. Para ellos, la calumnia y la difamacion son licitas. Pero les bastaría solamente releer la Biblia para recordar la gravedad que tienen.

¿Se han unido, para este ataque al Papa, los rigoristas políticos y religiosos, especialmente de USA?

No lo sabemos. Pero no creo que sean muchos los que lleguen a este nivel de cinismo. Prefiero pensar bien. Mas bien creo que alguien necesitado de un minuto de falsa gloria y no resignado a tener el perfil bajo de un jubilado, con la ayuda de algunos blogs supuestamente católicos y una prensa que no supo percibir que era una fuente muy parcial, logró aparecer por unos dias como el martir de la verdad. Cuando pueda ver el daño que hizo en corazones sencillos quizás sufra mucho.

¿El caso Viganó evidencia enormes luchas de poder en la Curia romana?

No creo. Me parece que en la Curia hubo esfuerzos para acercarse a Francisco, aunque eso no siempre muestre coherencia y resultados notorios. Estos días estuve en Roma y más bien percibo mucho dolor. Nadie imagina cómo es posible que alguien que fue nombrado Nuncio de un país importante pueda tener semejante actuacion propia de un adolescente.

¿Se trata de desacreditar al Papa, para detener de raíz sus reformas?

En realidad, creo que el Papa es prudente y evita ser ansioso en las reformas, precisamente porque intenta contener a todos y evitar rupturas. Todo lo contrario de la actitud de esta persona, aunque no descartaría que tenga algún problema de salud. El problema es que la prensa le da lugar. Más que detener las reformas me parece que busca destruir.

¿Las reacciones al caso evidencian una enorme fractura en el episcopado norteamericano?

Es llamativo que haya obispos que no traten de tomar distancia de alguien que está fuera de sí. Se ve que hay obsesiones ideológicas más poderosas que la cordura.

¿Por qué no se defiende el Papa Francisco o lo hará a su debido tiempo?

Él siempre sostuvo que no conviene defenderse de las personas que buscan protagonismo, porque es darles lo que buscan y alimentar mas su megalomanía. Supongo que en este caso aplica ese criterio.

¿Tomará el Papa alguna medida disciplinaria contra el acusador?

Por lo que te acabo de responder, creo que no. Además, basta ver que en estos años ha aplicado poquísimas sanciones. En el Vatileaks lo hizo, porque afectaba a Benedicto, pero sería raro que lo hiciera cuando el ataque es contra él.

¿Qué efectos está teniendo el caso en la credibilidad, en la imagen y en la autoridad moral de la Iglesia?

Creo que en medio de la maraña informativa actual quedará finalmente el recuerdo de un fuerte ataque contra el Papa, como ocurrio con Pablo VI y otros.

¿Qué medidas más concretas que las que ya ha tomado puede adoptar el Papa, para acabar con la lacra de los abusos y de los encubridores?

Creo que simplemente hacer cumplir las normas vigentes. Siempre hay un límite que es el de evitar destrozar a alguien que sea acusado injustamente o por alguna venganza. Lo más sano es cumplir el derecho y no poner freno alguno a los procesos. Por otra parte, me parece que no sabemos ayudar a las victimas, porque lo que más interesa es el sufrimieto de ellos. Pero tambien creo que necesitamos renunciar a la obsesión por el poder y la gloria y aspirar a una Iglesia más humilde.

¿Los obispos USA deberían imitar a los chilenos y presentar su renuncia en bloque?

Yo no soy nadie para decir eso.

¿Los abusos sexuales, de poder y de conciencia en la Iglesia pueden acabar desactivando las potencialidades del pontificado de Francisco y chupándole las energías que, sin duda, necesita para seguir reformando la Iglesia?

Creo que el Papa tiene suficiente amplitud y coraje para enfrentar este tema sin quedar encerrado en él. Si no sería atacar los sintomas en lugar de ir a las causas, que exigen precisamente el cambio profundo que propone Francisco en nuestro modo de ser Iglesia, de evangelizar, de tratar con el mundo.

¿Se podría plantear Francisco convocar un nuevo Concilio o un Sínodo extraordinario ante la actual situación eclesial?

Creo que el sínodo se justificaría, si el tema se planteara en un contexto más amplio. Me parece que es una de esas cuestiones que solo se plantean adecuadamente junto con otros asuntos afines y no de manera aislada. Tiene que ver con una comprensión del sacerdocio, del poder en la Iglesia, del estilo de vida de los curas, con la formación sacerdotal, con el acompañamiento del clero, con la responsabilidad de los laicos y su lugar, etc.

Usted que habla a menudo con él, ¿cómo se siente el Papa en estos momentos? ¿Tiene fuerzas y ganas para sefguir remando?

Al Papa lo veo fuerte, con ganas de trabajar. Seguramente percibirá que esto podría ser una prueba que lo debilite en su entusiasmo y en su amor a la gente y evitará que eso suceda.

¿Qué podemos hacer los fieles, para ayudar al Papa en estos momentos y que sienta nuestro apoyo, nurstro cariño y nuestras oraciones?

Creo que es sano hacer llegar públicamente muestras de afecto y de adhesion, y al mismo tiempo ayudar a desactivar esos focos de odio y venganza.

ReligiónDigital

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.