(OPINION): ¿A QUIEN LE HABLAN LOS OBISPOS?

Ante una sociedad cada vez más plural, el periodista director de la revista católica argentina “Criterio” José Maria Poirier se pregunta a quién hablan los obispos de su país, según consigna el diario “Clarín” del 10 de julio pasado.

“Ante la insistencia de algunos obispos en marcar sus distancias con respecto al proyecto de ley sobre el aborto, creando una suerte de velada y no velada crítica al gobierno, cabe plantearse algunos interrogantes. Si bien la Iglesia tiene como misión evangelizar a la sociedad y para ello debe comunicar su fe y su doctrina, la pregunta que puede hacerse es si los obispos hablan a los fieles católicos o pretenden entablar un diálogo con toda la sociedad. En este segundo caso no parece lo más oportuno hacerlo en el marco de celebraciones litúrgicas y desde el púlpito. Los que hacen falta no son testimonios de vida que los hay y muy valientes sino espacios de diálogo, lo cual  supone hablar y también escuchar. Convocar a una misa por la vida en el santuario de Lujan es más que legítimo para la Iglesia, pero no crea un puente con el resto de la sociedad, cada vez más plural y distante de la jerarquía. Los obispos no se prestan a entrevistas periodísticas ni a programas de debate, que conforman para bien o para mal el espacio público que llega a la mayor parte de la población. Las movilizaciones multitudinarias, por importantes que sean, no parecen ser mayoritarias. Las meras manifestaciones masivas esconden en su aparente fuerza cierta debilidad y muestran desconcierto por parte de una Iglesia poco formada para los debates republicanos. Además, de acuerdo con el Concilio, no es tarea de los obispos en cuanto pastores entablar este tipo de batallas sino que debería ser tarea de los fieles cristianos muchas veces descuidados y no tenidos en cuenta por esa mentalidad “clerical” que denuncia el Papa Francisco. Resulta por lo menos curioso que algunos prelados no hayan advertido a tiempo lo que exigía el debate sobre género y en particular sobre el tema del aborto. Una praxis católica que enfrentó con el mismo énfasis en épocas anteriores el aborto y los métodos anticonceptivos, reacia a la educación sexual, no contribuyó a evitar los embarazos no deseados. “El aborto no es un derecho sino un drama” ha dicho el obispo Oscar Ojea y esto parece señalar un esfuerzo para ir al encuentro de muchos jóvenes que tienden a ver solo un derecho sin reflexionar sobre las responsabilidades que implica una decisión tan grave. Por otra parte daría la impresión de que ciertos obispos no encuentran la manera de tomar distancia con determinadas posiciones de tono corporativo, por el temor a mostrar diferencias dentro del episcopado. Cierta pluralidad ayudaría a que el mensaje no resulte inútil para unos e irritante para otros”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.