A los tres años de Laudato si´

Agradecemos la colaboración de Roxana Esqueff, de REDLAPSI/ CEDIDOSC

“Hago una invitación urgente a un nuevo diálogo sobre
el modo como estamos construyendo el futuro del planeta.
Necesitamos una conversación que nos una a todos,
porque el desafío ambiental que vivimos, y sus raíces humanas,
nos interesan y nos impactan a todos” (LS,14)

Para celebrar el tercer aniversario de la publicación de la “Laudato si, la carta encíclica, sobre el cuidado de la casa común, el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, presidido por el Cardenal Peter Turkson, realizó una Conferencia Internacional titulada: “Salvar nuestra casa común y el futuro de la vida en la Tierra, en el Aula Nueva del Sínodo (Ciudad del Vaticano) el 5 y  6 de julio próximo pasado, en la que el Papa Francisco reiteró el llamado urgente a responder con el ejemplo de San Francisco de Asís y “reparar nuestra casa común”.

Con Roxana, de REDLAPSI/Cristianos en Red

Considerando que Laudato si’ es la primera encíclica dirigida no sólo a personas de buena voluntad sino a cada habitante del planeta, fuimos invitados a esta conferencia representantes de las diversas iglesias locales, de iglesias hermanas, de otras tradiciones religiosas, comunidades indígenas, jóvenes, científicos, académicos, políticos, economistas, activistas,  personas del mundo de las finanzas, artistas y de ámbitos y responsabilidades internacionales tales como como la Sra. Patricia Espinosa, Secretaria de la Convención Marco de Cambio Climático de ONU, el Sr. Eric Solheim, director ejecutivo, medio ambiente, ONU, y  el Sr. Michal Kurtyka, presidente de la próxima COP24, con la intención de crear una verdadera “red de personas” apasionadas por el cuidado de nuestra casa común.

 

Se logró que esta instancia facilitara el diálogo dentro de la Iglesia y con la sociedad civil, a través de los  diversos talleres que se realizaron muy participativos. “Queremos que haya un trabajo conjunto entre la gente de la base y también la gente experta que trabaja en  temas de cambio climático, en temas de amazonia, de la economía,  de cómo combatir la pobreza, porque eso va a dar la riqueza al diálogo. La idea es unir fuerzas, para proponer pequeños y grandes gestos, que puedan hacer la diferencia”. (P. Augusto Zampini). Porque “la conversión ecológica nos invita a una nueva relación con los dones de la creación, con las criaturas vivientes y con nosotros mismos” y esto implica un llamado a un diálogo intergeneracional, y también “un desarrollo humano integral, respetuoso de la dignidad de cada persona, de la tierra y el ambiente” (P. Bruno Marie Duffé).

Un privilegio haber sido parte de esta actividad, como coordinadora general de la REDLAPSI (Red Latinoamericana y Caribeña de Pensamiento Social de la Iglesia), servicio que presto en representación de CEDIDOSC (Centro de Estudio y Difusión de la Doctrina Social Cristiana), desde noviembre de 2017. Fue una bendición extra haber podido estar en Asís dos días, previo a la Conferencia y que Cristina y  Mario Cayota (que ya sabemos es franciscano seglar) me hubieran alojado con tanto cariño.

 

Tres momentos que resaltaría especialmente fueron:

1.- La oración inicial que la realizaron un grupo de niños de Normadelfia, de entre 5 a 14 años,  la mayoría de cuyas familias viven en comunidad y que representaron fantásticamente, con alegría desbordante, el mensaje de Laudato Si. Y además nos hicieron participar a todos sin excepción, haciéndonos parte de su coreografía que expresaba que “cambiar el mundo exige mente, corazón y manos” y también abrazos. Nos dieron su testimonio con gran convicción y nos invitaron a asumir nuestra parte de compromiso con el cuidado de la casa común. Enternecedor y muy movilizador.

 

2.-  La audiencia con el Papa Francisco, que nos dijo  “Les agradezco a todos por unirse para: “escuchar con sus corazones” los gritos cada vez más desesperados de la tierra y sus pobres que buscan nuestra ayuda y preocupación.

Dar testimonio  de la urgente necesidad de responder al llamado a una conversión ecológica.

Su presencia es signo de su compromiso de tomar medidas concretas para salvar el planeta y la vida que contiene inspirado en una ecología integral donde todo está conectado” y después de pedirnos : “Por favor sigan trabajando por un cambio radical a la altura de las circunstancias” . Nos saludó especialmente a cada una de las 400 personas presentes en la Sala Clementina, aclarándonos  además que “el saludo y el agradecimiento eran sacramentos”. ¡Impresionante!

Se despidió y fue a celebrar misa por el aniversario de Lampedusa.

Sin duda como decía San Francisco a sus frailecitos: “Evangelizar siempre, y cuando sea necesario aún con las palabras”.

3.- El bolso donde nos entregaron los materiales era de recortes de telas que dona una fábrica a la cárcel de mujeres y que ellas junto a la organización “made in carcere”,los cosen con mucha creatividad. Todos los utensilios para servir los alimentos eran reutilizables, no se usó material descartable y el Cardenal Tuckson comunicó la decisión del Dicasterio de DHI de no usar plásticos.

Las líneas de acción que surgieron :

.-Renovar urgentemente el compromiso a una conversión ecológica radical a favor del cuidado de la creación como pide Laudato Si´ y la protección de los más vulnerables

.- Durante la cop 24 apoyar la ambición del máximo de 1.5 grados

.- Promover a partir del Sínodo de los jóvenes y el Sínodo para la amazonía una mayor interacción entre los jóvenes y las poblaciones indígenas en pro de una justicia duradera.

.- Alentar a las instituciones financieras para que apoyen las decisiones a favor de una ecología integral, haciendo todo lo posible como iglesia, incluyendo las inversiones con un impacto tanto social como ambiental. (Transición hacia una economía circular)

.- Invitar a todos los fieles  a celebrar junto con otras iglesias cristianas el Tiempo de la Creación  que va desde 1ro. de Setiembre, Jornada Mundial de Oración por la Creación a la que la iglesia católica se sumó en 2015, hasta el  4 de Octubre día de San Francisco, con actividades y acciones concretas para motivar la conversión radical y la acción transformadora, desde  la invitación de Francisco a que “Todos podemos colaborar como instrumentos de Dios para el cuidado de la creación” (LS 14) y la convicción de Eduardo Galeano de que “mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas puede cambiar el mundo” (http://seasonofcreation.org/es/home-es/)

“La crisis climática es gravísima.
Dios llora por el rumbo que la humanidad está dando
a la evolución,  provocando más muerte que vida.

No hay más tiempo para negociaciones o medidas paliativas:
se hace indispensable un cambio radical de modelo”

“La Iglesia, por la fuerza del Evangelio, tiene el deber moral
de clamar por esa conversión y necesita ser la primera
en testimoniar ese cambio”

Padre Dário Bossi

Red Iglesias y Minería

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.