ARGENTINA: POLÉMICA SOBRE EL ABORTO

El obispo Víctor Fernández, de 55 años, ha dejado la rectoría de la UCA para suceder al obispo Héctor Aguer como arzobispo de La Plata. Fernández es consultor de la Congregación Pontificia de la Educación Católica en el Vaticano, fue colaborador del Papa en la redacción del documento de Aparecida, de Evangelii Gaudium y Amoris Laetitia, además de ser un teólogo prolífico y escritor de varios libros. Su programa pastoral, como él ha dicho, será “la Evangelii Gaudium, pero en serio y no como eslogan”. Su lema episcopal: “En medio del pueblo”. También dijo: “Mi actividad principal será la visita permanente a las comunidades, iniciar procesos asamblearios de sinodalidad y estimular la misión de persona a persona centrada en Cristo”.

Sobre la votación de la ley de aborto en la Cámara de Diputados dijo: “En Argentina hay unos 240 muertes maternas por año. De esas, más del 80% no son por aborto. Más de 200 mujeres mueren porque llevan su embarazo desnutridas y enfermas (diabetes, polio etc.). Lo prioritario es resolver estos problemas; no se resuelven ofreciendo una pastilla para el aborto. Nadie se ocupó de ellas en estos días. Tampoco se definió un sistema de acompañamiento para embarazos no deseados, de facilidades para la adopción y de tantas otras posibilidades que resolverían este problema sin la muerte de los pequeños. Simplemente se ha añadido otro trauma: el aborto. Aquí se agarró el chancho por la cola, como se dice en el interior. Se acudió a una receta muy fácil que lleva medio siglo en la legislación mundial y se perdió la oportunidad de pensar en una legislación nueva e integral, con creatividad. Se empieza con el aborto, sigue la despenalización de la droga, el alquiler de vientres.. Ya cansa tanta politiquería barata. En otros momentos muchos daban la vida por la defensa de los indefensos, por un mundo más justo. Ahora parece que, habilitado el aborto, estamos salvando el planeta. No es de conservadores defender la vida humana diminuta e indefensa, defender los derechos humanos de los más frágiles e inocentes. Esperamos que los senadores proporcionen algo mejor que lo que se ha votado en estos días y no se dejen tratar despectivamente de conservadores”. Alguien efectivamente recordó que no hay nada más conservador que volver a las viejas costumbres de los paganos antes del Cristianismo. El aborto no es un derecho sino un drama. La Conferencia Episcopal, a la vez que declaró su desazón por los resultados del debate, invitó a seguir luchando “para encontrar soluciones nuevas para que ninguna mujer tenga que acudir a un aborto” (“seguimos llegando tarde”, dicen) y a “no transformar el debate en una batalla ideológica”. También admitieron “debilidades y fallas en la tarea pastoral de la Iglesia en cuanto a la educación sexual integral, al reconocimiento pleno de la común dignidad de la mujer y el varón, al acompañamiento de las mujeres que se ven expuestas al aborto”. Según el obispo Alberto Bochetey “el problema es la endeblez de las convicciones de los legisladores. Un tema tan delicado no puede quedar a la merced de negociaciones políticas o de presiones de última hora”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.