ITALIA: BARCO EN ALTA MAR

A un barco con 629 inmigrantes africanos se lo dejó flotando en el mar Mediterráneo por la prohibición de entrar en los puertos italianos y europeos. Pareció repetirse el drama del “Exodus” con judíos que huían de la persecución de Hitler y ningún puerto les permitía entrar. Hasta que finalmente España se declaró dispuesta a respetar las leyes internacionales en materia de crisis humanitarias y ofreció el puerto de Valencia, mientras el barco vagaba sin rumbo en el mar con situaciones sanitarias muy graves. El cardenal de Valencia Antonio Cañizares ofreció todos los recursos a disposición (parroquias, colegios, ONG, redes sociales) de la Iglesia para asistir a los inmigrantes del Aquarius, aún con cientos de personas sin papeles a bordo. Por otro lado el p. Mussie Zerai escribía al ultraderechista ministro del interior italiano Matteo Salvini: “Me apelo a su conciencia de hombre y padre: sea más humano porque cada decisión suya cae sobre la carne viva de seres humanos”. El sacerdote eritreo desde hace años se dedica a salvar vidas humanas en las aguas del Mediterráneo. Salvini acusa a Europa de cerrar a los inmigrantes, pero es un gran amigo de los gobiernos nacionalistas de Polonia, Hungría y República Checa que no han aceptado ni un inmigrante. El cardenal Gianfranco Ravasi en su tweet puso simplemente la frase del evangelio de san Mateo: “era extranjero y no me habéis recibido”. Hubo una avalancha de insultos contra el cardenal en las redes sociales: “que se tome él a los inmigrantes en el Vaticano”; “saquemos la ayuda económica a la Iglesia y con esa plata ayudemos a los africanos”; “que el cardenal se vaya misionero a África”; “que se invierta la plata del Vaticano en los inmigrantes”; “eran ustedes pedófilos y no los han arrestado”… Son las frases menos vulgares. Salvini, que se considera católico, dijo actuar siguiendo las enseñanzas de Cristo. La Comunidad San Egidio pidió al nuevo gobierno “seguir fiel a los principios de humanidad para salvar vidas en peligro de una muerte ya sea en el mar como en el desierto africano de miles de personas y proteger sus derechos fundamentales”. Al mismo tiempo invitó a los países de Europa a “tomar sus responsabilidades y hacerse cargo cada uno de una cuota de prófugos. Su acogida es necesaria, independientemente del estatus migratorio que tengan, también por la preocupante caída demográfica en toda Europa”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.