DOCUMENTO SOBRE CAPITALISMO SALVAJE

El documento vaticano sobre “Cuestiones económicas y financieras” publicado por la Congregación de la Doctrina de la Fe y el Dicasterio del Desarrollo Humano Integral el 16 de mayo, denuncia la evasión fiscal de los mercados por “representar un abominable sustracción de recursos a la economía real y un daño para toda la sociedad”. Propone un impuesto mundial sobre las transacciones “offshore”, sobre los lugares de dinero “sucio” es decir fruto de ganancias ilícitas (robo, fraude, corrupción, asociación criminal, mafias…). Este impuesto, aún mínimo, “podría resolver el problema del hambre en el mundo”. El documento también invita a llevar a cabo cambios estructurales para resolver el problema de la deuda pública de muchos países. Insiste en “no resignarse a pensar que no se puede hacer nada o refugiarse en el cinismo. Cada uno de nosotros puede hacer mucho, especialmente si no se queda solo” y se organiza. Otra propuesta es la creación de comités éticos en los bancos para que controlen también la emisión de productos financieros inmorales. La Santa Sede dice tener que intervenir porque “está en juego el verdadero bienestar de la mayoría de la población mundial, mientras minorías privilegiadas permanecen indiferentes”. No se ha aprovechado la reciente crisis financiera para “repensar los criterios obsoletos que siguen gobernando el mundo”. El bienestar económico global ha aumentado, pero al mismo tiempo han aumentado las desigualdades, con una masa enorme de gente que vive en la extrema pobreza, debido a un egoísmo miope. El progreso se mide también en base a la calidad de vida que produce y al crecimiento del “capital humano”. Los capitales “no están capacitados para regularse por sí mismos y esto es fácil de constatar; la absoluta libertad de los agentes económicos degenera en oligarquía”. Se denuncian las “tasas de interés excesivamente altas que representan en los hechos, prácticas de usura”. Los estados están llamados a “revertir la situación mediante sabias reformas estructurales”. A la vez que se piden reglas claras a este respecto para enfrentar el “canibalismo económico” de los especuladores, se pide valorar los aportes de las organizaciones de base. El prefecto de la Doctrina de la Fe Luis Ladaria explicó que se trata de un documento “vinculante para los católicos, pero no  definitivo (no es un dogma de fe) y son posibles alternativas más justas y válidas. Sin embargo es parte del magisterio ordinario porque ha sido aprobado por el Papa y no se puede prescindir de él. Hemos recibidos desde las bases varios pedidos para hacer luz sobre estos temas a la luz de la Doctrina Social de la Iglesia para evitar un colapso social a nivel mundial. Es hoy increíble tan solo pensar que 8 personas, según OXFAM, posean la riqueza de la mitad más pobre de la población mundial (3,6 miles de millones)”. Los economistas italianos que acompañaron a Ladaria y Turkson en la presentación del documento, insistieron en que no es la tecnología la que hizo disminuir la ocupación, sino la evasión fiscal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.