CATEQUESIS DE ADULTOS: ¿EN QUÉ DIOS CREEMOS?

Si se le pregunta a un católico las razones de su fe, probablemente responda que él nació en un ambiente católico, que se educó en el catolicismo, que se ha habituado a sus prácticas religiosas, que está confortablemente instalado donde está. Inclusive habrá alguien que responda que lo importante es tener una religión para poder pedir por sus necesidades y tener la ayuda divina. Es que estamos colgados de un Dios sentado arriba en su trono y nosotros abajo; y toda nuestra actividad religiosa consiste en convencerle que “baje” y nos socorra. O en insistir a la Virgen y a los santos para que le convenzan a que nos ayude. La Virgen y los santos, por ser personas humanas como nosotros, pensamos que nos comprendan mejor y nos tengan más misericordia que el mismo Dios; y esto es blasfemia. Dios ya ha bajado con Jesús y se hizo hombre y conoce nuestras miserias. Muchos piensan que a Dios hay que tocarle la campana constantemente para que se entere de cuáles son nuestras necesidades y las de nuestro prójimo. Escribe el teólogo José Maria Mardones: “Estas son imágenes falsas del Dios cristiano con las que nos encontramos fácilmente en la pastoral, en la catequesis, en las homilías, conferencias y charlas”. Estas imágenes de Dios causan decepciones y rechazos. Tal vez nos inocularon estas imágenes de chicos y son muy difíciles de cambiar, salvo que se haga un camino de búsqueda y maduración personal. Queremos meter a Dios, que es puro Amor, en nuestros moldes y esto es imposible. Dios ni castiga ni premia; Dios siempre está esperando, como el padre del hijo pródigo, a que sus hijos vuelvan a la casa paterna donde todo es de todos. Dios es como el sol que ilumina, da calor y vida; y sale “sobre justos e injustos”(Mt 5,45 ). Quien se esconde de Dios, quien no se expone a su luz y calor, puede congelarse. Nosotros mismos nos castigamos, sufrimos las consecuencias de nuestras decisiones. A pesar de ello, Él nos sigue buscando (sus rayos penetran hasta en las selvas más tupidas) para sacarnos de la oscuridad.

                                                        Jairo del Agua

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.