ARGENTINA: “LA IGLESIA PECA GRAVEMENTE…”

el actual ministro de economía, en 2016

El obispo Eduardo García, de San Justo, diócesis obrera del Gran Buenos Aires, en ocasión del primero de mayo afirmó en su homilía: “El trabajo y el trabajador están en el centro mismo del corazón de la Iglesia… Son enemigos de la dignidad del trabajador el liberalismo económico con su voracidad insaciable, el consumismo que lleva a una servidumbre deshumanizante, la escandalosa coexistencia del lujo y la miseria, el poder sin límites de anónimas minorías. Nos inquieta el anuncio de medidas económicas con las que el grueso de la clase trabajadora acusa la pérdida de conquistas trabajosamente adquiridas. Denunciamos el estado paralelo que produce la droga en nuestra sociedad y en nuestros barrios más vulnerables. Hoy los nuevos terratenientes y empresarios de guante blanco son los narcos; ellos son los nuevos patrones que manejan nuestras barriadas a gusto y placer, que otorgan beneficios y castigan, que incluyen y excluyen, que dan trabajo a costa de la vida de la gente. Si el estado no se hace presente con una economía que atienda a los más débiles, la droga y el narcotráfico ocuparán su lugar. Corremos el peligro de seguir el ejemplo de aquellos lugares donde economía, estado y droga caminan de la mano”. Posteriormente a estas fuertes palabras, dijo García en una entrevista: “Desde hace diez años en nuestras barriadas se ha instalado el negocio de los narcos. Es una fuente de ingresos para muchos y de poder para los narcos. La gente se ha ido acostumbrando a todo esto por miedo y necesidad y esto es muy grave. Nosotros tenemos que denunciar todo esto, sin miedo a lo que pueda pasar. La Iglesia peca gravemente cuando no denuncia lo que aparece ante sus ojos como una injusticia. Los narcos no actúan solos; tienen fuertes aliados que los bancan. Todo esto aumenta la pobreza, la delincuencia, la inseguridad”. Por su parte el titular de Pastoral Social del Episcopado Jorge Lugones, obispo de Lomas de Zamora que es otra región enorme castigada por la pobreza, cuestionó la decisión del gobierno de acudir en ayuda del Fondo Monetario Internacional “por no ser una salida inteligente. Cuando en casa no entran sueldos y hacemos gastos que necesitamos hacer y encima pedimos préstamos con alto interés, así no podemos salir adelante. Sabemos a lo que aspira el FMI; lo ha demostrado en nuestra historia, una triste historia de deuda externa. Se habla mucho de la pobreza pero el trato que se le está dando a los pobres (a las cooperativas, a los movimientos populares…) que son un cuarto de la población del país, no es favorable. Cuando solo se apuesta al protagonismo financiero, no hay salida”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.