(sicología): “Aprendiendo a estar conmigo y a amarme”

El presente artículo tratará sobre el tema de la autoestima y su relación con el aprendizaje. Trataremos de pensar juntos el tema. La invitación es a que puedas pensar cómo es un día cotidiano ¿con quiénes te encuentras al despertar? ¿Cuándo te despiertas o levantas? ¿Cómo te sientes? Tomarse unos segundos para pensar estas preguntas nos ayudará en la reflexión.

El aprendizaje es una más de las características del ser humano: podemos aprender y desaprender, podemos pensarnos a nosotros mismos, estar atentos a los cambios que ocurren en nuestro cuerpo y un poco más complejo de observar y ver también en nuestra mente.

La autoestima la podemos definir como aquella percepción que cada uno tiene de sí mismo, de sus capacidades y sus debilidades, de aquello es una potencialidad y aquello que nos falta. Muchas veces pensamos y ligamos esta palabra al espejo, es decir, pensamos que nuestra autoestima tiene que ver con nuestra imagen externa, por eso muchas veces, nos miramos al espejo y no encontramos una respuesta adecuada y que nos satisfaga. El espejo para los casos de baja autoestima no es buen consejero.

Pero si me siento tan disminuido, tanto que no puedo hacer nada por mí o para mí ¿cómo hago para salir de este enredo de pensamientos? Aquí es donde entra la otra capacidad de la que hablamos al principio, el aprendizaje.

Crecer en la autoestima requiere de pasos, de un trabajo casi artesanal y paciente con uno mismo. Es recibirse con gratitud y respeto, sin amargura, nuestro rostro, el pelo, nuestras piernas, nuestros dedos, nuestro color de piel, nuestro cuerpo, nuestro lugar de origen, nuestro nombre.  Este aprendizaje requiere la práctica de que todos los días frente al espejo podamos agradecer y respetar nuestro cuerpo, y ahí es donde damos el siguiente paso. Empezar a aceptar y amar aquello que me molesta y amarga de mí mismo, conocer cuáles son mis fortalezas y cuáles mis debilidades. Muchas veces se requiere un poco de autocontrol, es decir que nuestros pensamientos saboteadores no estén permanente en nuestra mente. Si dejamos que ellos nos digan: ¡no vas a poder! ¡Eres un inútil! ¡Bueno para nada, todo te sale mal! Esos son pensamientos negativos que alimentan nuestra baja autoestima y que llevaban a que cada día que pasa me sienta más solo y desprotegido. Y aquí entramos en otro tema.

Si nunca tuvimos sana experiencia de cuidado y protección es muy probable que nos dejemos arrastrar por estos pensamientos negativos.

La Actitud ante Uno Mismo (la autoestima) se va formando desde los primeros meses de vida. La manera en que nuestro ambiente nos trata y nos define, las relaciones que tenemos de pequeños con nuestros familiares y amigos, así como el tipo de ideas y valores que recibimos en nuestra educación de parte de todos los que nos rodean, van formando la manera en que nos vemos a nosotros mismos y cómo nos valoramos. Obviamente este es un proceso complejo y largo de describir, pero sobresale el hecho de que el tipo de emociones que vivimos en nuestras relaciones más importantes, así como el tipo de “etiquetas” que aprendemos a ponernos a nosotros mismos, son de especial impacto en la formación y desarrollo de nuestra Autoestima.

Las experiencias de cuidado de sí mismo que vivimos en nuestra primera infancia ayudan a poder construir un autoconcepto personal positivo o negativo y por lo tanto a que nuestra percepción de nosotros mismos (autoestima) sea real o esté condicionada por pensamientos negativos.

Es aquí cuando estos pensamientos nos asaltan que tenemos que recurrir al amor, a esa experiencia que puede transformarlo todo.

Buscando ayudarte en este aprendizaje de amarme y poder transmitirlo es que encontré estas palabras y las comparto contigo:

El Amor es la fuerza más maravillosa del Universo, no por su potencia sino por su origen; no por su fuerza sino por su energía. El Amor a uno mismo como patrón, como medida, como reflejo, como condición para el Amor al otro. No es lo mismo amarte a ti que amar desde ti. El Amor es el lugar desde el que puedes alcanzar la felicidad más plena. La felicidad es el camino más directo y certero para llegar al Amor. Porque si es cierto que nadie puede ofrecer ni dar aquello que no tiene, aquello de lo que carece, si no creo y vivo mi propia felicidad tampoco podré compartirla.

El Amor es el gesto de ofrecer y compartir nuestra felicidad con los otro sin esperar nada a cambio. Uno no espera nada a cambio porque al estar plenificado con su propia dicha, al estar inundado en su propio gozo, al estar instalado y habitar su propia felicidad ya lo tiene todo.

El Amor es también una cuestión de expresión: expresar lo mejor de ti en cada momento. El Amor transforma, a su ritmo, sin prisas ni ansiedades, pero transforma. El Amor siempre afecta a todo aquello a lo que se acerca, porque contiene dentro de sí la fuerza más misteriosa del Universo y de uno mismo.

Entrégate a vivir el Amor. Entrégate a procurar la felicidad del otro. Siéntete en comunión con él.

El Amor no es un concepto, es una forma de vivir y de vivirse. El Amor no es asunto de ideas ni de palabras, es cuestión de vivencias, de experiencias, de gestos concretos y cotidianos. En el gesto visible que haces, expresas el Amor.

En el gesto no visible, que no expresas, el Amor está ausente.

Mientras piensas y repasas cada palabra, subraya aquella expresión que más te gustó y vuelve a pensar cómo son y cómo serán a partir de ahora tus gestos cada mañana cuando despiertes.

Sigamos creciendo en la autoestima desde el amor.

Diego Diaz, scj

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.