ARGENTINA: ¡NO A UNA IGLESIA CONDENATORIA!

Presentamos unos extractos de una larga entrevista a “Valores Religiosos” del arzobispo y teólogo Víctor Fernández, a los cinco años del pontificado de Francisco.  A la pregunta sobre el éxito de las reformas impulsadas por el Papa, el arzobispo contesta: “Hay cosas que ya la Iglesia no puede hacer. Se ha vuelto inadmisible cualquier actitud condenatoria, agresiva o autoritaria con los que piensan diferente, ostentando poder y riqueza… Está claro que hoy hay otro aire en la Iglesia más libre y evangélica… Es inevitable que algunos procesos necesiten su tiempo para evitar injusticias en los casos de pedofilia (hay también venganzas y chantajes). El Papa nunca perjudicaría a un inocente para salvar a la institución o cuidar su imagen… Francisco está produciendo una irreversible desmitologización del Papado con sus palabras y gestos, y porque entre otras cosas permite que algunos católicos destrocen su figura y detiene a las autoridades del Vaticano para que no les apliquen sanciones. Esto le quita a la figura del Papa ese halo excesivamente sagrado, de un ser superior e intocable. Él, como lo ha dicho muchas veces, no quiere ser un superhéroe… El Papa es atacado también en lo social, pero, ¿quién puede pretender que un Papa defienda a las multinacionales y no a los más frágiles? Si no hay una mirada de fe desde el Evangelio, se reduce el Papa a un personaje. Las resistencias al Papa están más fuertes en los laicos de algunos movimientos y en los centros de poder de la Iglesia. Evidentemente esto lleva al Papa a una actitud prudente que requiere evitar los apresuramientos.

Las otras reformas, inclusive la de la curia, son reversibles; además las personas en esas estructuras son determinantes. Aún así, la curia vaticana ya no podrá reemplazar al Papa ni a los obispos, sino que deberá estar al servicio de ellos. En cuanto a la reforma del banco vaticano (IOR) se ha hecho avances enormes, que sin embargo han tenido muy poca difusión. Se han cerrado miles de cuentas, se ha obligado a todos los que tienen depósitos allí a declararlos en su propio país como condición para mantener la cuenta, se lo sometió a auditorías de empresas internacionales y se lo está transformando en lo que debió ser siempre: tan solo una institución para las diócesis, congregaciones religiosas e instituciones eclesiásticas en orden a apoyar las tareas misioneras y evangelizadoras. Aquí en Argentina, donde en los últimos dos años hubo una fuerte campaña de desprestigio en los medios y en las redes, el Papa mantiene un 80% de aprobación según las encuestas más serias; pero ese 80% hace poco ruido. Hasta en Estados Unidos tiene un 84% de imagen positiva, lo cual no significa que todos estén de acuerdo con todo lo que dice el Papa. Muchos republicanos no soportan su defensa del medio ambiente o sus críticas a  la economía liberal, pero lo valoran mucho como pastor. Quizás también en Argentina se produzca el mismo fenómeno: se valora su figura, su entrega, su coherencia y generosidad a pesar de que no se comulgue con todas sus palabras”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.