URUGUAY: “NI MARXISTA, NI POPULISTA, NI PERONISTA”

El pasado 14 de febrero el ex presidente uruguayo Julio María Sanguinetti publicó un artículo en “El País” titulado: “Entre el cielo y el barrio”. Cuestionaba al Papa por sus críticas al sistema capitalista neoliberal porque en Perú dijo que era un sistema “inhumano”. Sanguinetti usaba la terminología del conocido ideólogo neoliberal Loris Zanatta para calificar al Papa de “populista y peronista”. Después de alabar el “incuestionable carisma y la influencia protagónica” de Juan Pablo II, afirmaba que “el Papa Francisco en cambio navega en medio de extrañas contradicciones; a cada rato desciende de la universalidad de su posición a minúsculas conductas prácticas de un inexplicable provincialismo argentino, al tiempo que no oculta su raíz populista-peronista”. Y  terminaba diciendo entre otras cosas: “Sigue criticando el capitalismo neoliberal como inhumano y así diluye las esperanzas de los que esperaban reformas éticas”.
Le contestó el ex embajador de Argentina en el Vaticano Eduardo Valdés desde el diario “Página 12”: “Sanguinetti en marzo del 2013 escribía sobre el nuevo Papa: ‘Será un papa de fuerte acento pastoral, volcado a la lucha contra la pobreza. No es un ideólogo ni un pensador. Es un hombre práctico que procura ayudar a los necesitados con lo que está a su alcance. Volcará su esfuerzo a las zonas pobres del mundo, acercando los sacerdotes a la gente’. En este caso sucedió lo que dijo Helder Cámara: ‘Si les doy de comer a los pobres, me dicen que soy santo. Si pregunto por qué los pobres pasan hambre, me tildan de comunista’. Lo que pasa es justamente que el papa Francisco no se conforma con ‘ayudar a los necesitados’, sino denuncia las causas de la pobreza y un sistema económico que ya no se sostiene y que crea cada vez más desigualdad. Por eso lo acusan, no ya de comunista sino de populista o demagogo. Francisco es popular, no populista. No entienden, porque no la conocen, que el Papa se alimenta de la Doctrina Social de la Iglesia que desde fines de 1800 va marcando cada momento histórico a la luz el Evangelio, impulsando un nuevo orden económico basado en la dignidad del ser humano y la justicia. Francisco no es marxista, ni populista, ni peronista (también tuvo problemas con el peronismo siendo cardenal de Buenos Aires). Es un cristiano en el sentido más profundo y quiere llevar adelante el mensaje de Cristo, siguiendo el ejemplo de san Francisco de Asís”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s