CHILE: VISITA SIN INTERFERENCIAS

Se supo que el nuncio apostólico en Chile, Ivo Scápolo, pretendía un resumen previo de lo que las víctimas de los abusos sexuales iban a plantear al enviado papal, el arzobispo de La Valletta (Malta) Charles Scicluna. También quería que fuera solo un laico como delegado de los cristianos de Osorno para hablar con el arzobispo. Estos rechazaron las propuestas y exigieron que se mantuviera la investigación independiente de las autoridades eclesiásticas de Chile. “Se dará toda la información detallada solamente a Scicluna ya que durante estos tres últimos años ha sido el mismo nuncio que ha bloqueado cualquier intento de diálogo ya sea con el clero como con el laicado”, dijo Juan Carlos Claret, portavoz de los laicos de Osorno. “No tenemos confianza en el nuncio; ya en abril del 2015 les decía a los superiores mayores de las congregaciones  de no insistir en el tema del obispo Barros. Decía que las acusaciones eran inventos de los políticos de izquierda; un mes después el Papa nos trataba de “tontos y zurdos”. El Papa mismo en una carta ha acusado al nuncio de haber bloqueado la salida acordada del obispo”.

También el cardenal Ricardo Ezzati presionó para que los denunciantes fueran “objetivos”, a lo que contestó una de las víctimas, Juan Carlos Cruz: “No es la actitud que hay que tener en una situación como esta. Veo en el arzobispo Scicluna  una actitud totalmente distinta”. Efectivamente Scicluna, junto al p. Jordi Bartomeu de Doctrina de la Fe, se encontró en Estados Unidos para una reunión cordial y fraterna con el periodista chileno Juan Carlos Cruz que por años no ha cesado de denunciar al obispo de Osorno y a otros dos obispos por conocer los abusos sexuales y psicológicos del p.Karadima y callarse. Son tres los denunciantes que ya han sido testigos en los procesos canónicos y civiles del p. Karadima y han sido declarados “creíbles”. Pero hay otros, que no han querido revelar sus nombres. Por su parte el p.Peter Kliegel que lleva casi 50 años trabajando en la diócesis de Osorno afirmó: “En estos tres años del obispo Barros, la diócesis ha vivido un dilema enorme en todas las comunidades y siendo que la diócesis es muy pequeña, todo afecta a todos. La pastoral organizada está en el suelo. No hay gana de meterse. No existe un plan pastoral común. Esperamos que los nombramientos episcopales se hagan con una poco más de democracia en la Iglesia; el pueblo de Dios crecería  más unido. La visita del Papa no ahondó la crisis; más bien la destapó con fuerza y esta es una gracia de Dios. Yo le aconsejé a Barros renunciar por el bien de la Iglesia, pero él insiste en la validez de su nombramiento por parte del Papa”.

Mientras tanto en el Vaticano ha sido reactivada la comisión por la Tutela de los Menores, siempre encabezada por el cardenal O´Malley pero con nuevos nombramientos que incluyen también a víctimas de abusos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.