PERÚ: SÍNODO PANAMAZÓNICO

Ya se realizó el 19-20 de enero la primera reunión preparatoria del Sínodo de toda Amazonia en Puerto Maldonado (Perú), en ocasión de la visita papal. Participaron los obispos delegados de la región panamazónica junto al secretario general del Sínodo, Lorenzo Baldisseri, y al presidente del REPAM (Red eclesial Panamazonica), Claudio Hummes, y los principales impulsores Erwin Krautler y Roque Paloschi presidente del CIMI (Consejo indigenista misionero). Sobre el Sínodo, que se realizará en Roma en octubre del año próximo, el cardenal Lorenzo Baldisseri anticipó que será una Sínodo Extraordinario, más bien una Asamblea, cuyos participantes serán los obispos de los territorios amazónicos que dependen de las siete Conferencias Episcopales de Brasil, Perú, Bolivia, Ecuador, Colombia, Venezuela, Antillas (Suriname, Guyana, Guyana Francesa).

Será en Roma porque así podrá participar el Papa. Los ejes del encuentro serán tres: la evangelización, los indígenas, la protección del ambiente. La principal preocupación será “asegurar un guía para las comunidades diseminadas” y fortalecer el Diaconado Permanente. Habrá participación activa de los cristianos de la zona. Se utilizará la metodología del ver, juzgar, obrar. Se propone una “ministerialidad adecuada a las circunstancias” y una formación inculturada a los ministros. Hay que tener en cuenta que el 70% de las comunidades no goza de la eucaristía semanal. Se espera que para junio las Conferencias Episcopales reciban el Documento Preparatorio. Por su parte, Beniamino Stella, prefecto de la Congregación Pontificia para el Clero, habló de “emergencia sacramental” en algunas zonas del Amazonas y de las islas del Pacífico. Podría haber para las comunidades más aisladas de la Iglesia la ordenación de “viri probati” (=hombres maduros casados y de probada fe) para la celebración de los sacramentos y sobre todo de la Eucaristía ya que esta “debe ser garantizada a todos”. Krautler y Hummes promueven esta iniciativa, que no era desconocida en el Cristianismo primitivo.  La Amazonia sería el lugar ideal para esta experiencia. La cuestión no tiene nada que ver con el celibato opcional o la ordenación de hombres casados; sería para asegurar principalmente la Eucaristía en comunidades donde hoy solo se celebra una o dos veces por año. Para el obispo brasileño Edson Damian de Sao Gabriel de Cochoeira “hay que discutir y evaluar la posibilidad de crear un proceso de formación sacerdotal indígena más rápido que el tradicional, con cursos periódicos realizados en la misma comunidad donde viven los candidatos y así dejar de importar gente de afuera que necesita largos y difíciles periodos de adaptación. También hay que autorizar una liturgia en los idiomas locales y seleccionar indígenas casados con funciones sacerdotales sin miedo, ya que la cultura indígena no contempla el celibato”. La selva amazónica ocupa el 43% de América del Sur (7,5 millones de km. cuadrados) con una población de 35 millones de habitantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.