(Nunca sin el Otro) DON ZENO: PROFETA DE LA CIUDAD FUTURA

El que era popularmente conocido como “don Zeno”, murió el 15 de enero de 1981. Su aventura empezó cuando fue ordenado sacerdote en Carpi en 1931. En su primera misa se presentó al altar acompañado por un ex preso de nombre Barile, su primer “hijo” de 17 años, el primero de los 4 mil que tendrá después. Quería hacerse cargo de los hijos de nadie, de los huérfanos de guerra, de los jóvenes desbandados: y por eso empezó su obra. Decía: “Si un niño pierde a los padres, hay que devolvérselos (es su derecho). Si un niño nos pide el pan de la paternidad, no podemos enviarlo a un instituto o a un orfanatorio; lo tomamos como hijo”. Para eso hacían falta madres de vocación. Y así fueron llegando madres, muchas de ellas renunciando al matrimonio para dedicarse a esos chicos. Los hijos eran entregados en el altar con las palabras de Jesús en la cruz: “Mujer aquí tienes a tu hijo; hijo aquí tienes a tu madre”.

Llegaron después parejas de esposos y cantidad de voluntarios. En 1943 se unieron a don Zeno otros siete curas. En 1947 la comunidad en pleno ocupó el ex campo de concentración nazi de Fossoli, mayores y chicos, abatiendo muros y alambradas para allí fundar la ciudad de Dios. Nomadelfia (en griego= donde la fraternidad es ley) creció hasta tener 1.180 habitantes. Don Zeno era abogado y su palabra movilizaba la opinión pública. Había tomado conciencia del pecado social y se decía a sí mismo: “Estoy cansado de hacer el bien para que todo quede como antes” y se propuso una utopía mayor. Quería poner en práctica lo que se lee en los Hechos de los Apóstoles de las primeras comunidades cristianas . Escribía: “Son dos siglos que la Iglesia insiste en el social, pero no tenemos sensibilidad para esos problemas. En el seminario no nos enseñan como salvar al mundo. El pueblo no nos entiende. Estamos enfermos de teologismo, cultualismo, conformismo. Nunca se nos dijo como podemos ser santos imitando a Cristo a nivel familiar, social y político. Si Cristo es el Salvador del mundo, debe poder decir una palabra salvadora a la familia, a la política, a la sociedad, al trabajo”. La utopía de don Zeno la manifestó él mismo: “Yo quería llegar a realizar el sueño de Cristo de un pueblo de hermanos, el uno para el otro y demostrar que el Cristianismo es capaz de crear un mundo nuevo”. Pero, igual que a todos los profetas, a don Zeno no le faltó la persecución por parte de los mismos católicos y de las autoridades eclesiásticas. Don Zeno chocó con el partido católico italiano en el gobierno (la Democracia Cristiana) y con la curia vaticana, ambos aliados con los poderes económicos. Decía: “La política no es cristiana, sino de todos. El estado ha de aplicar la ley y la justicia social. Corresponde al estado construir y atender a las escuelas, no a la Iglesia. El estado debe proveer el bien de todos, no de los católicos y de los curas. No se puede hablar de un partido cristiano. No he encontrado hasta ahora un partido honesto, porque no se lucha por la justicia social. El delito de este siglo es tener los medios para dar de comer a todos y no hacerlo”. Esta lucha lo llevó a ser procesado en un tribunal, aunque salió absuelto.

 

LA PRUEBA

En 1952, con el pretexto de una fallida administración económica, el gobierno ordenó desalojar el campo de Fossoli y los chicos fueron enviados a institutos de menores separándolos violentamente de sus padres adoptivos. El Vaticano ordenó a don Zeno y demás curas abandonar Nomadelfia. Para don Zeno fue “una masacre de los inocentes”, pero obedeció. Era el tiempo en que el Siervo de Dios Giorgio Lapira era tachado de comunista por el Vaticano, Carlo Carretto obligado a dar las dimisiones de presidente de las Acción Católica Juvenil, don Giuseppe Dossetti y el Siervo de Dios Giuseppe Lazzati obligados a cerrar su revista (“Cronache sociali”). Para poder continuar su obra, que había sido bendecida por la Iglesia, don Zeno pidió la reducción al estado laical, lo que le fue concedido. La consciencia de don Zeno estaba dividida entre la obediencia  a la Iglesia y la fidelidad a sus “hijos”. Sabía que muchos de ellos habían vuelto a la calle. Y se preguntaba: “¿Cómo obedecer una norma disciplinaria pasando por encima del cuerpo de tantos huérfanos? ¿Cómo responder a hijos que me protestan: Dios es cruel con nosotros; nos ha dado una madre y ahora nos la quita?. Fueron diez años de sufrimiento y lucha para reconstruir la comunidad en otro lugar. Después de la dispersión, unos 400 “nomadelfios” (unas 50 familias) volvieron a reunirse y organizarse. Se fue viendo crecer un nuevo conjunto de obras: una casa central común, la escuela, varias casitas alrededor, la huerta común y los campos, los animales domésticos.. Todos los bienes eran en común; todos trabajando para mantener la comunidad y acrecentar el Fondo común; no existía la propiedad privada. Ellos mismos elegían sus autoridades. Era una sociedad fundada sobre los principios del Evangelio, pero el Vaticano, ya mejor dispuesto hacia ellos, no sabía como encuadrarla en sus esquemas. Don Zeno propuso entonces que fuera una parroquia y él su primer párroco. Pidió entonces ser readmitido en el servicio sacerdotal a los 62 años y el Papa Juan XXIII se lo concedió. Don Zeno volvió a celebrar su segunda Primera Misa al frente de una comunidad desbordante de alegría, con amigos y admiradores llegados de toda Italia. Cura temerario, don Zeno quería realizar el ideal de las primeras comunidades cristianas después de una guerra fratricida; quería “un pueblo de hermanos, sin ricos ni pobres, todos iguales como hermanos y donde la única ley fuera el amor predicado por Cristo”. No quería “poner parches a la sociedad con el simple asistencialismo, sino dedicarse a la construcción de una sociedad alternativa”. Efectivamente Nomadelfia sería un signo profético, una página viva de Evangelio en la dura época de la postguerra.

                                   PRIMO CORBELLI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s