CHINA: CONTACTOS CUESTIONADOS

En una entrevista a Vatican Insider el cardenal secretario de estado del Vaticano Pietro Parolin tuvo que salir a declarar que los contactos con China comunista son supervisados personalmente por el Papa. Dijo: “Nadie tiene iniciativas privadas. Las negociaciones se dan en el marco de una apertura constructiva de diálogo y fidelidad a la genuina tradición de la Iglesia. En China, acaso más que en cualquier otro lugar, los católicos han sabido custodiar el depósito auténtico de la fe y el vínculo entre ellos  y el Papa. En China no existen dos Iglesias, sino dos comunidades de fieles que están en un camino progresivo de reconciliación. La cuestión crucial es la elección de obispos. Queremos llegar a que no se hable más de obispos legítimos e ilegítimos, oficiales y clandestinos. La Iglesia nunca olvidará las pruebas y sufrimientos pasados y presentes de los católicos chinos”. El Vaticano está intentando una especie de “ostpolitik” con China como lo había hecho con la Unión Soviética, pero no todos están de acuerdo. El cardenal chino  y arzobispo emérito de Hong-Kong Joseph Zen dijo: “Creo que el Vaticano está vendiendo la Iglesia Católica en China” declarándose en total desacuerdo con las negociaciones del Vaticano con el gobierno comunista como si fueran una “rendición”. Según Zen, posteriormente convocado a Roma, “el Papa no comprende nada de cuestiones chinas y está mal asesorado por sus consultores”. Zen , de 86 años, acusa al Vaticano de legitimar a obispos respaldados por el gobierno. Serían siete los obispos excomulgados, ilegítimos, perdonados por el Papa ya que han jurado obediencia a su autoridad. Por otra parte el gobierno reconocería a los obispos clandestinos. Según Zen el último Congreso Comunista ha introducido “reglas todavía más duras que limitan la libertad religiosa de los 12 millones de católicos chinos”. Y se pregunta: ¿Puede haber algo común entre la Iglesia y un régimen totalitario?. Él que no se rinde, acepta la persecución, pero queda fiel a sí mismo. No puede haber negociaciones entre José y el rey Herodes para salvar al Niño”. Un comunicado del Vaticano rechazó estas críticas: “Es sorprendente y lamentable que se critique al Vaticano por personas de la Iglesia, fomentando así la confusión y la controversia. En la Iglesia existe el derecho absoluto a discutir y hacer presentes las propias criticas, pero las críticas deberían pretender construir la comunión (en este caso de los católicos chinos) y no alimentar más divisiones y cismas”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.