VATICANO: “LIMPIAR LA ESFINGE DE EGIPTO”

En el tradicional discurso navideño a la Curia Romana, el Papa después de las felicitaciones navideñas compartió también este año algunas reflexiones sobre el rol de la Curia “en el contexto de la reforma que se está realizando”. Citó la frase de un obispo: “Hacer la reforma en el Vaticano es como limpiar la esfinge de Egipto con un cepillo de dientes” para destacar “la paciencia, la dedicación y la delicadeza que se precisa para alcanzar ese objetivo en una institución tan antigua, compleja y heterogénea”. Pidió “superar la desequilibrada y degenerada lógica de las intrigas y de los pequeños grupos que representan un verdadero cáncer” y advirtió a los “traidores de la confianza, los que se provechan de la maternidad de la Iglesia, los que se dejan corromper por la ambición o la vanagloria y cuando son delicadamente apartados se auto declaran mártires del sistema, del Papa desinformado, en vez de entonar el “mea culpa”. Comentando estas duras palabras del Papa escribe el teólogo José Maria Castillo: “Mientras haya obispos que viven en palacios, clérigos luciendo vestimentas solemnes, diócesis e instituciones religiosas que manejan mucho, pero mucho, dinero y siguen teniendo privilegios que la mayoría no tiene ni puede tener y una vida asegurada, esta Iglesia no va por el camino del Evangelio”. El Papa alabó también “la inmensa mayoría de las personas fieles que trabajan admirablemente” comparando la Curia a una antena transmisora y receptora de la Iglesia. En su saludo navideño a los empleados del Vaticano, el Papa dijo que no quería más trabajo precario o trabajo en negro en el ámbito del Vaticano y recordó lo que hace poco escribió en una carta al cardenal Turkson en conmemoración de la Populorum Progressio. Decía el Papa “El trabajo no debe considerarse una mercancía o un mero instrumento en la cadena productiva; tiene preferencia sobre cualquier otra fuente de producción, incluyendo al capital. De allí viene el imperativo ético de promover fuentes de trabajo estables y crear otras nuevas en la medida que aumente la rentabilidad económica. No queremos un sistema económico que fomente gente desempleada, sin tierra o techo. Hay que encontrar el modo de salir de esta economía de mercado y de finanzas que no da al trabajo el valor que le corresponde, que es la de estar en el centro”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.