ARGENTINA: HACE 40 AÑOS, UN JOVEN

Se llamaba Daniel Antero Esquivel. Era paraguayo y había llegado a la Argentina buscando trabajo. Ya militaba en la JOC en Paraguay y en la semana santa del año 70 estuvo en Buenos Aires colaborando en la creación de EPPA (= Equipo Pastoral Paraguayo en Argentina). Vivía en Villa Caraza de Lomas de Zamora. Compartía su vivienda con otros emigrantes compatriotas y del interior del país. En poco tiempo las villas y los barrios de Lomas de Zamora comenzaron a conocer su infatigable caminar de apóstol de Jesucristo. Siempre con el evangelio bajo el brazo, una sonrisa permanente, una palabra amable visitando las familias y a los compañeros. Relata un amigo suyo: “Junto al paí Oliva nos enseñó  a valorar nuestra religiosidad y nuestra cultura. Acompañando a la Virgen por las casas hablaba con tanta humildad, sencillez y calidez humana que a través de él, yo y muchos otros sentimos un claro llamado de parte de Dios”.

En la madrugada del 1º de febrero de 1977, un grupo de individuos armados que dijeron ser de la policía, lo sacaron violentamente de su casa y lo metieron en un coche. Desde entonces está desaparecido hasta el día de hoy. Tenía 29 años. En un párrafo de la carta pastoral de cuaresma del 20 de febrero de 1977 el obispo de Lomas Desiderio Collino, denunciaba cómo un grupo de tareas “llevó por la fuerza de su domicilio a nuestro querido hermano Daniel Esquivel, miembro de la comunidad de la Virgen de los Trabajadores de Villa Caraza y miembro del Equipo de Pastoral Paraguaya. Podemos dar fe que Daniel nunca se ha metido en cuestiones políticas ni siquiera de su propio país y muchísimo menos en grupos armados. Han sido infructuosas todas las diligencias realizadas hasta ahora y por lo tanto me siento en la obligación de consciencia de levantar públicamente mi voz para denunciar un hecho que debe llenarnos de bochorno”. No se puede dejar pasar este año sin recordar el 40º aniversario del martirio de este joven de las periferias, extremamente generoso con los demás, apóstol entregado al anuncio del Evangelio. Muchos abrigan la esperanza de que, en ocasión del Sínodo de Jóvenes, pueda ser conocido y presentado como ejemplo para los jóvenes de lo que significa ser discípulo y misionero de Cristo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s