PERÚ: “PASTORES CON OLOR A OVEJA”

Eduardo Arens es un teólogo peruano y uno de los mejores biblistas latinoamericanos. En una entrevista a “Religión Digital” habla de los católicos peruanos en vísperas de la visita papal y afirma: “Mucha gente, como con el problema de los terremotos, cree en un Dios castigador y justiciero que controla el mundo, pero se olvida de la humanidad y bondad de Jesús de Nazareth, como si Él fuera otra cosa. Hay mucha gente que pregunta: ¿porqué Dios me castiga?, ¿porqué Dios me pone a prueba? Es terrible porqué la imagen que se tiene de Dios es el punto de partida de todo. Es impresionante lo que puede destruir una religión mal entendida. Jesús nunca preguntaba a las personas sobre su religión: si eran cananeos, fenicios, romanos, judíos… Él se interesaba por las necesidades de las personas; para él la persona humana era lo fundamental y la única ley la del amor. Lo que tenemos que hacer es recuperar la humanidad. Es una dimensión de Jesús que se nos ha escapado y estamos recuperando y es la que el Papa nos está poniendo por delante. La buena noticia de Jesús hoy es esta: “otro mundo es posible”. Es posible cambiar el mundo en clave más humana.

Se habla en la Iglesia de muchas cosas irrelevantes que no cambian al mundo de un solo milímetro. Por eso es importantísimo el énfasis del Papa Francisco en la incorporación a la Iglesia de los laicos, de las mujeres y su llamado de atención contra el carrerismo y el clericalismo que lo tenemos metido hasta los tuétanos y no lo soltamos”. Hablando más particularmente de la Iglesia en Perú: “Ni el Papa ni Aparecida influyen algo en Lima y otras diócesis; ni el evangelio tampoco. Estamos en todo y en nada. Hasta ahora (porqué viene el Papa) no se sabía ni de lo que trataba “Laudato sii” y muchos cuestionaban que se repartiera en las parroquias. Nuestro episcopado es bastante conservador. Necesitamos pastores que huelan a oveja, que vengan desde abajo; no jefes, no burócratas, no jerarcas. Desde hace décadas no hay ningún documento de peso proveniente del episcopado. No se acompaña al pueblo cristiano; la voz de la Iglesia está ausente. En Lima predomina un sector ultraconservador y en el seminario se enseña la religión como antes del Concilio, con la escolástica de siempre. Gran cantidad de jóvenes se va a las iglesias evangélicas. Nuestro léxico y nuestras liturgias son rígidas y acartonadas; tenemos mucho cerebro, pero pocos pies y poco corazón”. A pesar de todo, Arenz repite que tiene esperanza mirando sobre todo a los jóvenes y es optimista “porque el Papa Francisco genera mucho optimismo”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s