CHILE: SUBLEVACIÓN MAPUCHE

Manifestantes mapuches y pro-mapuches tomaron el 22 de setiembre la catedral de Concepción en apoyo a cuatro mapuches presos tras una huelga de hambre de más de cien días. El arzobispo Fernando Chomali no los echó y rechazó la intervención policial al no ser solicitada por la Iglesia.

el Gobierno retiró la aplicación de la Ley Antiterrorista a quienes llevaban 115 días en huelga de hambre. Debido a esto, el grupo pro mapuche que tomó la catedral de Concepción, depuso la acción.

“Recibir a una persona es lo menos que puedo hacer, más cuando se trata de personas que pasan por dificultades. Tienen familiares en huelga de hambre desde hace más de cien días, lo que es grave. El foco del problema no es la toma de la catedral, sino cómo el Estado ha de responder a sus denuncias. La ocupación de la catedral ha sido concordada y bajo ningún punto de vista ingresarán los carabineros en esta catedral. Los hermanos mapuches han emprendido una acción desesperada ante la impotencia de no encontrar soluciones. Lo que pasa con la catedral es como una gota de agua con respeto a lo que pasa con el pueblo mapuche que necesita soluciones de fondo a sus problemas. Es un pueblo que necesita un mayor reconocimiento constitucional y cuya cultura ha de ser mayormente respetada. El problema de la tierra no ha sido resuelto; ha llegado el momento de tratar esta cuestión seriamente. La comunidad mapuche es el pueblo con menos jóvenes en la educación superior, que tiene los menores ingresos y esto nos tiene que cuestionar a todos”. Desde hace años en Araucania hay reclamos por la posesión de sus tierras por parte de los mapuches, tierras que ha sido invadidas por empresas agrícolas y forestales. El conflicto ha significado muertes violentas, incendio de propiedades y varias iglesias,  detenciones arbitrarias amparadas por una ley antiterrorista del tiempo de la dictadura. Algunos grupos mapuches violentos consideran que la Iglesia es parte del Estado y por eso encuentran en los templos un blanco fácil para sus ataques. El obispo Chomali se declaró dispuesto a mediar y pidió a la presidenta Michelle Bachelet que genere un diálogo con las familias de los cuatro detenidos para que se termine esa huelga de hambre; fue después de reunirse con varios alcaldes mapuches del sur de Chile. Dijo: “Sería muy doloroso e impensable que hubiera una víctima más de este conflicto. El diálogo es parte fundamental de nuestra sociedad y si no somos capaces de dialogar, será muy difícil construir la sociedad que todos queremos”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s