ABUSO DE MENORES: “LA PIEZA QUE FALTA”

Marie Collins, ex integrante de la Comisión

El 21 de setiembre el Papa recibió en audiencia a la Comisión Vaticana por la Tutela de los Menores, conformada por 15 miembros (entre los cuales está el docente universitario argentino p. Humberto Yáñez) y presidida por el arzobispo de Boston, Sean O´Malley. El Papa les dijo: “No ha sido fácil empezar este trabajo; han tenido que trabajar contra corriente. La Iglesia ha llegado un poco tarde y cuando la conciencia llega tarde, los medios para resolver el problema también llegan tarde. Soy consciente de esto; hemos llegado tarde. Quizás la antigua costumbre de apartar a la gente para enfrentar el problema, ha adormecido las conciencias. Pero Dios ha suscitado profetas en la Iglesia y uno es el cardenal O´Malley, que ha involucrado a otros para hacer salir el problema a la superficie y atacarlo de frente”. El Papa confesó haber cometido un error al firmar una gracia para un sacerdote pedófilo sin reducirlo al estado laical, pero prometió que no lo hará nunca jamás. Reconoció que hay muchos procesos que “no avanzan” y se han quedado estancados. “Se está tratando de contratar cada vez más personas para el trabajo de clasificación de los procesos. El problema de los abusos es grave, también por el hecho de que algunos no han tomado consciencia aún del problema”. Esta política de “tolerancia cero” por la cual el sacerdote pedófilo es reducido  inmediatamente al estado laical y denunciado a las autoridades, empezó con el Papa Benedicto que entre 2011 y 2012 redujo al estado laical a 400 sacerdotes. El papa Francisco hasta solicitó el arresto en Vaticano del ex nuncio apostólico en Santo Domingo, el polaco Jozef Wwzolowski con la reducción también al estado laical. Los sacerdotes hallados culpables en primera instancia por la Justicia Vaticana, no podrán presentar recurso; un solo abuso basta para que la condena sea definitiva y sin apelación. Francisco no confunde misericordia con indulgencia o impunidad, sobre todo en este tema y el de las mafias. El caso más resonante hasta ahora ha sido el del cardenal australiano George Pell, que en julio pasado debió dejar Roma y volver a Australia donde la Justicia lo investiga por presunto encubrimiento de casos de abuso. Marie Collins, ex integrante de la Comisión vaticana, agradeció al Papa por su sinceridad y transparencia: “es el camino a seguir, pero aún con el liderazgo valiente del pontífice, esta política es inútil si los demás obispos del mundo no lo apoyan y si no hay sanción para aquellos que no la ponen en práctica. La pieza que falta es la rendición de cuentas”. Ella había propuesto un tribunal especial para los obispos encubridores, el que fue bloqueado por el cardenal Müller. “Es esencial también que las víctimas de abusos sigan teniendo voz y voto dentro de las estructuras de la Iglesia”, añadió.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s