CHILE: EN LA ESPERA DE FRANCISCO

Pastoral mapuche: durante un retiro

El papa Francisco acudirá a Chile del 15 al 18 de enero próximo. Visitará, además de Santiago, a Temuco e Iquique. Temuco es un lugar emblemático para los Mapuches que hoy son noticia permanente. Francisco acude así al territorio donde están los más pobres del país. Allí fueron desplazados, en las peores tierras, los indígenas por los chilenos que se hicieron del sur en la mitad del siglo 19. En las últimas décadas hubo la invasión en Araucania de empresas forestales y mineras atropellando los derechos y la sensibilidad de un pueblo que vive en paz desde siempre. Hoy lamentablemente hay una resistencia violenta de extremistas mapuches. En realidad “el conflicto dura ya desde casi 500 años”, escribe el jesuita p. Jorge Costadoat, si bien la Iglesia realiza allí en Araucania un trabajo pastoral importante en favor de esas poblaciones.

El Papa visitará también Iquique, ciudad de muchos inmigrantes que llegan de todos los países limítrofes y se sabe que el Papa tiene una especial preocupación por ellos. Francisco encontrará en Chile una Iglesia en la que los católicos en los últimos 20 años han disminuido un 20%; son ahora un 57% de la población. El catolicismo chileno se ha ido debilitando y la ayuda internacional en cuanto a clero, religiosas y religiosos se ha reducido sustancialmente. Los escándalos de los abusos sexuales y la lenta, insuficiente actuación de las autoridades eclesiásticas, el caso del obispo Juan Barros de Osorno todavía no resuelto y otros hechos, han causado estragos en la Iglesia. Se espera que el Papa aliente un mayor impulso evangelizador. Según Costadoat “en el país la fe se ha transmitido como herencia de una sociedad que se decía cristiana con prácticas religiosas compartidas de un modo masivo y automático, pero sin una verdadera conversión personal y un real encuentro con el Evangelio”. Ya en 1941 el sacerdote san Alberto Hurtado escribía un libro que era toda una provocación: “¿Es Chile un país católico?”. Para la visita del papa Francisco los obispos chilenos han elegido el lema: “Mi paz les doy”. Después que en el país se permitió despenalizar el aborto, el presidente de la Conferencia Episcopal Santiago Silva declaró: “Ya basta con lamentos y análisis; la vida amenazada nos pide ahora respuestas concretas para acoger en nuestras estructuras a las mujeres con embarazos de riesgo y ofrecerles nuestro servicio y cercanía efectiva”. El obispo de Aysen Luis Infanti escribió por otra parte que “las próximas elecciones presidenciales son una buena oportunidad para la que la gente decida si quiere seguir con un Chile que solo representa la voz de los empresarios o elegir aquellos que manifiestan un real interés para beneficiar a los pobre y desplazados” y recordó cómo el Papa les pidió a los obispos chilenos “acompañar al pueblo mapuche en la búsqueda de sus derechos”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s