COREA DEL NORTE: AMENAZAS NUCLEARES

Muchos observadores políticos piensan que las demostraciones de fuerza del dictador Kim Jong-un miran a asegurar su régimen, viendo cómo Estados Unidos y sus aliados occidentales derribaron en forma unilateral al dictador Saddam Hussein en Irak, al dictador Muanmar Gheddafi en Libia, a los Talibanes en Afganistán e intentaron hacerlo con Al Assad en Siria. Kim sabe muy bien que está en la mira de Estados Unidos y del Pentágono desde hace muchos años. Varias veces se han propuesto en el pasado ataques preventivos a bases e instalaciones militares norcoreanas para derrocar al régimen; ahora con Donald  Trump las cosas se han agravado. El dictador Kim no estaría buscando una guerra de expansión, sino asegurar su régimen y su dinastía con el chantaje y la amenaza nuclear. La Iglesia Católica en Corea del Norte ha sido barrida. En la capital Pyongyang hay dos templos protestantes, uno católico y uno ortodoxo construidos en otros tiempos, pero no hay ni sacerdotes, ni pastores ni popes. Hay algunas ONG en las que trabajan cristianos, pero totalmente controladas por el gobierno. La religión que más oportunidades tiene, es el budismo. El Cristianismo estuvo presente en Corea del Norte desde 1785. En 1949 se instaló la dictadura comunista y la dinastía de los Kim que persiguió a todas las Iglesias. Son cientos los mártires y miles los cristianos confinados en los campos de concentración.

el obispo Lázaro, durante una jornada de ayuda.

Desde Corea del Sur el presidente de Justicia y Paz, el obispo Lázaro You Heung-sik ha declarado frente a las amenazas nucleares: “Si estalla una guerra nuclear, no habrá vencedores. La del gobierno norcoreano es una reacción al aislamiento internacional. Apoyamos caminos de negociación. Un conflicto sería catastrófico para todos y una derrota de toda la humanidad”. La Iglesia de Corea del Sur apoya los intentos del nuevo presidente Moon Jae-in, un católico practicante que quiere reanudar las negociaciones con el Norte. La presidente anterior había roto con la ayuda humanitaria. “Somos un único pueblo; debemos retomar la ayuda fraterna y recomenzar un camino juntos”, dijo Lázaro You Heung-sik.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s