COLOMBIA: INJUSTICIA, RAÍZ DE LOS MALES SOCIALES

El Papa Francisco en su viaje a Colombia se ha encontrado frente al hecho de que no solo la sociedad sino también la Iglesia Católica está dividida sobre cómo se dieron los acuerdos de paz. Los acuerdos son cuestionados por los que denuncian que el gobierno se excedió en las concesiones políticas, judiciales y socio-económicas a las FARC y reclaman por la falta de una digna reparación a las víctimas, de castigo a los asesinos, abusos en los beneficios por la reinserción civil de los guerrilleros. Frente a esto, dijo el cardenal Rubén Salazar: “Hay que distinguir entre el proceso de paz, en el que todos quizás coinciden, y los acuerdos de paz. El proceso fue respaldado por la Iglesia Colombiana y Papa Francisco. Otra cosa es el acuerdo que se logró entre el gobierno y las FARC; aquí es donde uno puede estar o no de acuerdo. En general, como Iglesia pensamos que es un buen acuerdo”. Sin embargo el Papa Francisco respaldó decididamente no solo el proceso de paz, sino los pasos concretos que se han dado. Hay sectores que acusan al Papa de apoyar la “paz del presidente Santos”. Se trata de los mismos colombianos que por décadas han aprovechado y apoyado el conflicto para presionar cada vez más en la vida política del país. Mientras el jefe de las FARC pidió perdón al Papa por los daños causados al país, el católico Álvaro Uribe ha escrito al Papa que ya “no se opone a la paz, sino a la impunidad de los ex guerrilleros”. Según el investigador Ariel Ávila de “Fundación Paz y Reconciliación”  de Bogotá: “La Iglesia Católica de este país es muy conservadora en general. Los obispos y curas más tradicionales votaron por el NO en el plebiscito del 2 de octubre del año pasado”. El Papa ha hablado de perdón sin olvido, de reconciliación pero de una reconciliación que ha de pasar por la verdad, la justicia y la equidad social. Pocos han entendido el llamado papal cuando al explicar las causas del dramático y largo conflicto y propiciando un cambio en el país el Papa dijo: “La injusticia es la raíz de los males sociales…Hacen falta leyes justas que busquen atacar las causas estructurales de la pobreza que generan exclusión…Hay que consolidar una democracia que no sea solo política sino social… No habrá paz estable mientras haya inequidad”.  Lo han recordado los campesinos en una carta pública al Papa en la que denuncian “el abandono del campo y sus grandes recursos (se importan doce millones de toneladas de alimentos), donde más de 5 millones de campesinos carecen de una vida digna, el 17% de los mayores de 15 años son analfabetos y el 20% de los niños y adolescentes no van a la escuela”. Colombia es un país controlado por una oligarquía político-económica donde más de un tercio de los 46 millones de habitantes vive por debajo del índice de pobreza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s