JORNADA DE ORACION POR LA CREACIÓN

El primero de septiembre se celebró en la Iglesia Universal la Jornada de Oración para el Cuidado de la Creación. Esta Jornada fue iniciada y promovida por la Iglesia Ortodoxa en este mismo día del año desde 1989 y a ella se adhirió en agosto del 2015 el Papa Francisco, por sugerencia del metropolita Joannis de Pergamo, delegado del patriarca Bartolomé. Ahora la iniciativa, que ya se practicaba en varias partes, es apoyada también por la Comunión Anglicana y otras Iglesias. Para los católicos ha sido la tercera edición oficial de la celebración, la que se añade al día mundial de la paz, de la familia, de los jóvenes, de los pobres. Este primero de septiembre, por primera vez en este tema ecológico específico se unieron las voces de las dos máximas autoridades del Cristianismo: Francisco y Bartolomé. El mensaje conjunto pide a todos, en particular a los gobernantes, “escuchar el grito de la tierra y el grito de los pobres que más sufren los desequilibrios ecológicos” y luchar por la “superación de la crisis ecológica que la humanidad está viviendo”, buscando respuestas comunes a desafío comunes. Afirman que “no respetamos la naturaleza como un regalo compartido; por el contrario la consideramos como una posesión privada”. Esto se da dentro de “un escenario moralmente decadente con el deseo insaciable de manipular y controlar los recursos limitados del planeta desde nuestra codicia ilimitada”. Piden , para evitar “consecuencias trágicas y duraderas que recaerán sobre las personas y países más vulnerables”, mantener un “desarrollo sostenible e integral, con mayor simplicidad de vida y solidaridad entre todos”. Hacen un “llamamiento urgente a los responsables para que apoyen el consenso del mundo en orden al cuidado de la creación herida, con una respuesta concordada y colectiva”. Firman el Papa y el Patriarca desde el Vaticano y El Fanar. El “Manifiesto” ecuménico responde a una realidad incontrovertible. El planeta sigue calentándose. 2015 ha sido el año más caluroso jamás registrado y 2016 aún más. Esto provoca sequías, inundaciones, huracanes, incendios y alteraciones meteorológicas cada vez más peligrosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s