(cultura) El aprendiz – Canción de “El cuarteto de Nos”

El Cuarteto de Nos siempre me desagradó, siempre lo vi como un conjunto de cuarentones, que se resisten a crecer. Uno debería dejar de ser adolescente alguna vez.

Confieso que algunos de sus temas me hacían reír. Pero cuando le tomaron el pelo a Artigas, ya tiré la toalla, y no me interesó nada más de ellos.

Cual no sería mi sorpresa cuando encontré este tema a sugerencia del Padre Pablo Bonavía. ¡Al fin, algo que vale la pena!

Aprendí a escuchar, gritando.
Aprendí a dudar, confiando.
Aprendí a sufrir, queriendo.
Aprendí a llegar, esperando.

Guardo bien las marcas de cada lección,
porque lo que duele enseña.
La ignorancia es la cuna del miedo,
pero no me da miedo preguntar por qué
y de cuan profundo es un río me entero
solo cuando meto el pie.

Aprendí a volver mientras fui yendo.
Aprendí para ser quien estoy siendo..
y de gritar, de sufrir, de sangrar, de asumir,
de perder, de fallar, de todo eso aprendo.

Aprendí a evadir, confrontando.
Aprendí a elegir, descartando.
Aprendí a pelear, resistiendo.
Aprendí a acertar, fracasando.

Mi cabeza no es un vaso por llenar,
es una luz a ser encendida.
Me he esforzado en ser buen alumno
pero nunca presumo de lo que sé
como el tridente de Neptuno
tengo el poder en mi saber.

Aprendí a volver mientras fui yendo.
Aprendí para ser quien estoy siendo..
y de gritar, de sufrir, de sangrar, de asumir,
de perder, de fallar, de todo eso aprendo.

Y aunque el cuestionar me haga resbalar a la prudencia
Sé que la duda es uno de los nombres de la inteligencia
Mi semblante de estudiante, en esencia es ser feliz
Siendo el eterno postulante, el eterno aprendiz

Aprendí a volver mientras fui yendo
Aprendí para ser quien estoy siendo
Y de gritar, de sufrir, de sangrar, de asumir,
De perder, de fallar…

Aprendí a volver mientras fui yendo
Aprendí para ser quien estoy siendo
Y de gritar, de sufrir, de sangrar, de asumir,
De perder, de fallar, de todo eso aprendo.
De todo eso aprendo, de todo eso aprendo
De todo eso aprendo, de todo eso aprendo.

 

Comentario

El aprendiz es como un homenaje a Sócrates, ese filósofo ateniense que inventó el principio de la sabiduría en esta máxima: “Sólo sé que no se nada.”

Esta frase del filósofo es muy importante, es la base de la ciencia y de todas las disciplinas actuales del conocimiento humano.

También del que pretende aprender algo de la vida.

Partamos de la base de que el mundo no es como nosotros nos lo imaginamos, y que la única forma de adquirir sabiduría es no dar por ciertos, ni nuestros prejuicios, ni las cosas que creemos saber.

Hay que interrogar a los que dicen saber algo, hay que experimentar por uno mismo lo que uno quiere aprender.

La ignorancia conduce al miedo, y genera entre otras cosas, racismo, discriminación y manipulación de las masas por unos patéticos “dominadores del mundo” que por temor a perder el poder sobre el cual se encaramaron, toleran y mantienen situaciones de injusticia, muertes de inocentes y otros horrores. ¡Hasta se atreven a usar a Dios para justificar sus crímenes!

Pero el conocimiento tiene un precio, y si uno está dispuesto a pagarlo, uno realmente aprende. El precio es el sufrimiento, el fracaso y el dolor de equivocarse más de una vez. Eso deja marcas y  cicatrices si, pero también nos hace sentir que nuestra vida tiene sentido, y nos hace comprender que vale la pena darla para comprender el mundo, ser libre y no dejarse manipular por nadie.

Por eso la persona duda de las verdades absolutas, se interroga y cuestiona. Si no hubiera hecho esto a lo largo de su historia, hoy seguiríamos en la edad de Piedra.

La educación no es sólo recibir instrucción.

“Mi cabeza no es un vaso por llenar, es una luz a ser encendida.
Me he esforzado en ser buen alumno pero nunca presumo de lo que sé
como el tridente de Neptuno tengo el poder en mi saber. “

El gran pedagogo brasileño Paulo Freire, dijo que la educación que prevalece todavía en América Latina, es la “educación bancaria” que consiste en tratar al alumno como una tabla rasa o un lugar donde “depositar” los conocimientos. Pero esto no es así; nadie es una tabla rasa o un vaso por llenar, tenemos conciencia y conocemos el mundo desde que somos bebitos, y empezamos a interactuar con los demás.

Nadie es tan sabio que no pueda aprender algo, y nadie es tan ignorante para que no pueda aportar y enseñar algo. Jesús hacía parábolas mirando simplemente a la gente sencilla de su pueblo.

Sus parábolas son acerca de un ama de casa que hace pan, de un sembrador que trata de sembrar y recoger su cosecha, de pescadores que tiran sus redes. En fin, de situaciones comunes. Jesús aprendía de todo esto, y luego sí podía conducir a los demás por los senderos de la sabiduría.

Jesús aprendió muchas cosas de su Padre Dios, pero también de San José y de María, que le educaron en sólidos valores morales, y en una cultura del trabajo honrado y digno.

Hay jóvenes que están en la Universidad y estas cosas que aprendió Jesús las ignoran. La sabiduría no es sólo la académica, la sabiduría es saber vivir y aprender de los demás y del mundo.

¿Pero y la fe?

Sabiduría es también confiar en Dios y en su Palabra. Pero también se aprende cada día, pues la Palabra del Señor es una fuente inagotable.

Un oyente de mi programa de radio, me decía que la ciencia es incompatible con la fe. Nada más lejos de la verdad. Hoy comprendemos mejor el Evangelio que antes, gracias a los aportes de las ciencias humanas, y también de la arqueología.

También en la fe, uno aprende. Pues si bien es cierto que las verdades en las que creemos han sido reveladas por Dios, también es cierto, que tanto el pueblo de Israel como la Iglesia las han ido comprendiendo y llegando a verlas en mayor plenitud a lo largo de su historia.

Pues la Palabra de Dios, ilumina nuestra vida, y nos hace crecer en plenitud. Por esto la palabra más clara para definir a un cristiano es la de “discípulo”, o sea la de un “aprendiz”.

 

Datos del Cuarteto de Nos.

Es un grupo uruguayo de rock alternativo y rap rock con elementos pop, electrónicos y cómicos, formado en 1984 en Montevideo, Uruguay.

Los hermanos Musso y sus amigos adolescentes formaron una banda para hacer básicamente rock y covers de los Beatles.

Luego de ver un espectáculo de Leo Masliáh, un cantante uruguayo que se caracteriza por usar un humor muy ácido en sus canciones, cambiaron el tono de su música privilegiando el humor.

El grupo ha sufrido algunos cambios en sus integrantes.

Primero lo integraron: Roberto Musso, Santiago Tavella, Álvaro Pintos, Leonardo Baronsini, Ricky Musso y Andrés Bedó.

Luego Andrés Bedo y Riki Musso se retiraron y fueron reemplazados por Santiago Marrero y Gustavo “Topo” Antuña.

Tras ser nominados en el 2007 y luego ganar el premio Grammy Latino,  en el año 2012 han adquirido relieve internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s