EL SALVADOR: OBISPO “ROJO” REIVINDICADO

obispo Gregorio Rosa Chávez

Llamó la atención el nombramiento a primer cardenal de El Salvador, del obispo Gregorio Rosa Chávez, de 75 años, que por 35 años fue obispo auxiliar y colaborador del beato Romero primero, de Arturo Rivera y Damas después y ahora de Luis Escobar Alas en la catedral de San Salvador. Actualmente es presidente de Cáritas en América Latina. Siempre luchó en favor del pueblo empobrecido y oprimido, sin el apoyo de la mayoría de los obispos ni de la nunciatura. Ya pensaba renunciar en setiembre próximo por límites de edad para poder “estar con los pobres”. Nunca fue ordenado arzobispo de San Salvador y él siguió humildemente sirviendo al lado de tres arzobispos. Fue el precio que tuvo que pagar por apoyar a Romero. Ejerció como párroco desde 1996 en la parroquia de san Francisco de la capital. El nombramiento papal fue un reconocimiento explícito del ministerio episcopal de Rosa Chavez, de Romero y Rivera y Damas y la desautorización de aquellos obispos, clérigos, militares y políticos que los repudiaron, calumniaron y persiguieron en nombre de Dios y de la doctrina católica. Se ha abierto en El Salvador también la causa de beatificación del jesuita p. Rutilio Grande  asesinado por su opción por los pobres y cuya muerte provocó la conversión pastoral de Romero. Es evidente por parte del papa Francisco la asunción de una línea pastoral propia de una multitud de curas y laicos en América Latina y que ahora se propone a toda la Iglesia. Con la humildad que lo caracteriza, Rosa Chávez después del apoteótico recibimiento que tuvo en el aeropuerto consagrado al nombre de Romero, dijo y repitió que la dignidad del cardenalato era para Romero y a él se le debía. Dijo también: “El Papa Francisco nos impulsa a que seamos una Iglesia profética, servidora y con esperanza, una Iglesia que se ponga de pie”. Rosa Chávez se comprometió a trabajar por la paz en El Salvador sacudido por la violencia de las “maras”, a llevar adelante el esclarecimiento del asesinato del obispo Roberto Joaquín Ramos en 1993 y a acompañar en agosto una gigantesca marcha desde San Salvador hasta Ciudad Barros donde nació el beato Romero, con motivo del centenario de su natalicio. “Seguiré siendo obispo auxiliar de San Salvador y el menor de mis hermanos obispos”, dijo. Pero siendo colaborador estrecho del Papa como cardenal, irá próximamente a Seúl en Corea del Sur -por encargo de Francisco- para ver la posibilidad de ayudar en una mediación entre las dos Coreas.

Un comentario en “EL SALVADOR: OBISPO “ROJO” REIVINDICADO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s