(cultura) 80° Aniversario del Guernica de Pablo Ruiz Picasso

El 26 de abril de 1937 un ataque de la Legión Cóndor alemana destruye brutalmente  a la homónima villa vasca. El pintor malagueño dejó su testimonio sobre este drama en un lienzo que, además de ser una profética visión de la Segunda Guerra Mundial, es reconocido internacionalmente como un icono por la paz. Umbrales conmemora la vigencia de una obra inagotable y de las más emblemáticas del siglo XX, no solo por el sufrimiento y la perplejidad que allí se representan, sino también por la convulsa época en la que fue realizada.

La destrucción de una población condensada en un lienzo

La agonía y el horror en blanco y negro. Acciones estáticas y frenéticas en simultáneo. Un interior que se desmorona, una habitación rota en mil pedazos por una bomba. Todo esto es Guernica, un óleo sobre lienzo realizado por Pablo Picasso en la primavera de 1937 por encargo del Gobierno de la República Española para el Pabellón Español de la Exposición Universal de París. La obra lleva el nombre de la villa vizcaína de Guernica, debido al terrible bombardeo que sufrió su población el 26 de abril de 1937 durante la Guerra Civil Española, llevado a cabo por la Legión Cóndor de la Alemania Nazi, bajo el consentimiento del bando franquista. La pintura muestra una compleja composición donde se sitúan nueve personajes que describen el espanto de un acontecimiento irracional y desconcertante. Cuatro mujeres son las protagonistas: dos claman hacia el cielo, la de la derecha por el dolor físico que le producen las llamas y la de la izquierda, por el dolor de la pérdida de su hijo. Las dos restantes se dirigen desde la derecha hacia el centro de la composición, una parece atraída por la luz central que emana de una bombilla-sol situada en la cúspide del lienzo, y la otra es portadora de una vela que se acerca a la figura central: el caballo. Este animal refleja el sufrimiento a través de la expresión de su rostro, su cuello y cuerpo retorcidos, enfatizado por la lanza que atraviesa su cuerpo. Dos animales más están presentes: el toro, de prestancia casi impasible ante el horror que sufren y muestran el resto de figuras de la pintura; y un ave, que muy cerca de la cabeza del toro, grazna hacia los cielos del mismo modo que lo hacen las mujeres que enmarcan la composición a ambos lados de la misma. La única figura que parece representar al hombre es un busto escultórico roto y fragmentado situado en la parte inferior izquierda del lienzo, y a la que pertenece el brazo portador de la espada rota y la flor que se sitúa en el centro inferior de la composición.

Arte e Historia

proceso creativo, documentado por Dora Maar

La Historia del ‘Guernica’ comienza en enero de 1937, cuando el Gobierno de la República encarga a Picasso un gran cuadro de 11×4 metros para el pabellón español de la Exposición Universal que se celebraría ese año en París. Desde el 1 de mayo, en un ático del número siete de la parisina Rue des Grands Augustins, el pintor invierte varios días en numerosos esbozos preparatorios —un total de 62— antes de abordar el lienzo en blanco. El 10 de mayo empezó a pintar su gran obra de 3,51x 7, 82 metros.

Pocos días antes, Guernica había sido bombardeada y devastada por los alemanes. El tema corre de boca en boca entre los españoles en París y la prensa francesa también se hace eco del desastre. Todos los expertos coinciden en que los comentarios populares y las imágenes en blanco y negro que publican los periódicos del ataque indiscriminado sobre la población civil llevan al malagueño a canalizar su inspiración.

Una vez clausurada la Exposición Internacional, el cuadro fue mostrado en una exposición itinerante que recorrió Noruega, Dinamarca y Suecia, para después ser enviado por Picasso a Inglaterra con la intención de recaudar fondos a favor del bando republicano durante la Guerra Civil. Será a fines de 1939 cuando, tras una gira de más de tres meses de duración por algunas de las ciudades más importantes de Estados Unidos, el mural recale en Nueva York para formar parte de la exposición Picasso: forty Years of his Art en el MOMA. Desde allí viajará a Europa para ser expuesto en sucesivas retrospectivas sobre su autor y después regresará a Nueva York. Picasso dio instrucciones al museo para que el Guernica no fuera de nuevo prestado dado su deterioro. No será hasta pasados cuarenta años, tras la muerte de Franco y una vez restaurada la democracia en España, cuando el gobierno español reclame el mural al MOMA. La voluntad de Picasso siempre fue la de que el Guernica perteneciese al pueblo español y, por tanto, debía regresar a él en cuanto se restaurasen las libertades.

El lienzo llegó a Madrid el 10 de septiembre de 1981 y fue expuesto en el Casón del Buen Retiro, desde donde fue conducido al Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía en 1992.

Cabe señalar que las fases de todo el proceso artístico de esta pintura es una de las mejor documentadas de la historia, dado que no solo se conservan muchos bocetos, sino que Dora Maar se encargó de fotografiar todos los detalles de su ejecución.

 

Iconografía simbólica de una guerra desde el aire

La composición más famosa de Pablo Picasso engloba una dimensión social y política que ha generado múltiples interpretaciones en el ámbito historiográfico. Todo en esta obra es alegórico, y más allá de su elaborado discurso metafórico y visual, se percibe claramente que lo allí representado es un ataque a la libertad y a la justicia del ser humano en el transcurso de una confrontación bélica. En este sentido, Picasso no buscaba otra cosa que suscitar emoción a través de la contemplación estética: “Quisiera llegar al estado en que nadie pueda dilucidar cómo hice un cuadro. ¿Por qué? Sencillamente porque no quiero que mis cuadros susciten otra cosa que emoción” (González de Zárate, 2013: 8). La belleza del cuadro se inscribe en la sobriedad cromática y en la intensidad cada uno de sus motivos articulados uno con otros, todo lo cual determina el extremado carácter trágico de la escena que se irá transformando en emblema de los desgarradores conflictos de la sociedad de nuestros días. No estamos solamente frente a la muerte de la cultura por el furor de la violencia, sino frente a la muerte de la Justicia y de la Misericordia por el rigor de la guerra que destruye al ser humano y su entorno. Allí están el toro, el caballo herido y el pájaro alado que se aprecia tenuemente al fondo, a la izquierda. Los seres humanos, en el que figuran un soldado muerto y varias mujeres: la situada en la zona superior derecha, que se asoma por una ventana y sostiene hacia fuera una lámpara; la madre que, a la izquierda del lienzo, grita llevando al hijo muerto; la que entra precipitadamente por la derecha; y finalmente, la que clama al cielo, con los brazos alzados, ante una casa en llamas. Una audaz pero coherente interpretación del Guernica es la de Jesús María González de Zarate (2013), quien plantea que la clave de esta obra radica en la lámpara con la bombilla en forma de ojo. Frente a la crudeza el panorama de la guerra española, las potencias internacionales de tradición democrática –el ojo guardián de la Justicia del orbe– nada hacen, todo lo permiten porque no lo quieren ver. Frente a este ojo ciego, se nos plantean unas cuantas paradojas: el Guernica permanecerá siempre como una obra abierta en la que todos podemos hacer diferentes recorridos de múltiples interpretaciones. En esa guerra están todas las guerras incluidas. Lo que sucede en esa habitación debe encontrar un sitio en nuestra mente y corazón. La monstruosidad del Guernica es más bien una nueva forma de vitalidad y auto-reconocimiento. Un hecho situado puede ser atemporal. Una imagen que se construye para dejarnos con muchas interrogantes y en eso consiste su enorme fuerza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s