ARGENTINA: EL PAPA Y LOS ARGENTINOS

En declaraciones al periodista Sergio Rubin, el arzobispo argentino Marcelo Sanchez Sorondo de la curia romana que está al frente desde 1998 de la Academia Pontificia de Ciencias Sociales, dijo: “Cada vez que invitamos personalidades para nuestros encuentros y congresos, lo hacemos en virtud del cargo que tienen o porque se ocupan de determinados temas, independientemente de su afinidad política. Nunca tuvimos problemas, por ejemplo, con los jueces y fiscales que invitamos de otros países, pero siempre con Argentina hay problemas”.

el arzobispo Sánchez Sorondo durante la visita de un compatriota famoso.

Refiriéndose al tema próximo que se tratará en el Vaticano sobre las esclavitudes: “En cuanto al Estado, nosotros consideramos que el mejor modelo para enfrentar la prostitución es el que empezó Suecia hace 20 años y que penaliza, por primera vez en la historia, severamente a los consumidores. Ojalá se aplicara también en la Argentina. Lo acaba de hacer Francia por ley”. Sorondo afirma después que el Papa recibe a todos y apoya también en Argentina “a todos los que teniendo vocación, se comprometen en política para el bien común, pero no se mete en opciones partidistas o de candidaturas”. Añade: “El Papa quiere que al actual gobierno en Argentina le vaya bien para el bien de todos; y lo decía antes para el gobierno anterior. Él quiere que las instituciones democráticas funcionen bien…Los argentinos deben tener una visión menos provinciana. El Papa es el papa de todos los católicos del mundo y todos los argentinos deberían ser muy felices y orgullosos por tenerlo como Papa. Es un Papa de mucha sabiduría y bondad; va cambiando la imagen de la Iglesia, transformándola en una Iglesia más evangélica y misionera”. En cuanto a la oposición de algunos cardenales: “Los cardenales hacen la promesa de fidelidad al Papa. Naturalmente pueden hacerle observaciones y críticas pero en privado para evitar tensiones y divisiones en la Iglesia” ya que son sus más directos colaboradores. Mientras tanto en Argentina se volvió a restaurar el obispado castrense con su nuevo titular Santiago Olivera, tras 10 años de cargo vacante. Esto llamó la atención de muchos siendo que esta institución ya no existe en la mayor parte del mundo y es heredera aquí, como escribe el teólogo Oscar Campana, de la “tradición virreinal española”. En Argentina además el obispado militar ha sido acusado de connivencia con la dictadura militar, de legitimación de la violencia y de no haber nunca formulado una autocrítica. Más de 80 organizaciones de Derechos Humanos le han solicitado al nuevo obispo castrense “un pronunciamiento sobre el rol que cumplió esa institución con sus capellanes militares durante la dictadura y la puesta a disposición de sus archivos para las causas judiciales por delitos de lesa humanidad”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s