ARGENTINA: EL VIAJE POSTERGADO

Se esperaba que el Papa Francisco repitiera el itinerario de Juan Pablo II hace 30 años visitando Argentina, Uruguay y Chile. Hay cierto malestar y crecen las dudas por filtraciones periodísticas sobre los motivos de un viaje que se hace esperar. Según Elisabetta Piqué de La Nación, que tiene una vieja amistad con el p. Jorge y escribió su biografía, fuentes del Vaticano le confirmaron que se está manejando la idea de otro viaje, aún sin fecha, para Argentina y Uruguay. Hasta ahora para América Latina el Papa tiene confirmado el viaje a Colombia del 6 al 11 de setiembre próximo. A nivel internacional hay otro viaje a Bengladesh aún no confirmado.

El viaje a Sudan del Sur ha sido  postergado y tampoco podrá ir a Congo, cuyo gobierno hizo saber que no podía garantizar su seguridad. En el Vaticano saben que en la Argentina hay gente que se siente ofendida porque el Papa ha rechazado reiteradas invitaciones sea del gobierno como de la Iglesia local. Piqué afirma: “En diversas entrevistas, Jorge Bergoglio aseguró haberse sentido usado por compatriotas. A fines de abril pasado, consciente de la manipulación de la que suele ser víctima por recibir a todos, le anunció a la entonces canciller Susana Malcorra que iba a ser la última persona que recibiría hasta las elecciones de octubre”. Por lo tanto se presume de que se trata de manipulaciones políticas. Según Gustavo Vera, legislador porteño y otro amigo del Papa: “Me dijo que va a venir cuando sienta que será un factor de unidad y pueda ayudar a sumar y no a dividir. Tiene muchas ganas de venir  y sigue de cerca lo que pasa aquí”. Hay efectivamente una sobreinterpretación de cada acción o gesto del Papa. El obispo de Gualeguaychú Hector Zordan habló de una “confrontación permanente entre argentinos” y de que el Papa no viene “para que no se lo use como bandera política”. El arzobispo Victor Fernandez dice por su parte en una entrevista al diario “Perfil”: “Algunos acusan al Papa de populismo, palabra tan desgastada que ha perdido todo sentido, pero en realidad el Papa promueve la cultura del encuentro. Cuando Francisco habla de inclusión social de los pobres, está pidiendo que todos tengan las posibilidades reales de ganarse el pan y acceder a una vida mejor gracias a su esfuerzo y al trabajo, sin vivir de arriba. Se oyen palabras de desprecio hoy hacia las personas más marginadas como si no fueran personas humanas. Todos sabemos que durante mucho tiempo las empleadas domesticas, para poder dar de comer a sus hijos, han tolerado silenciosamente burlas, discriminación, malos tratos y hasta abusos sexuales y también hoy en el campo hay semiesclavitud de peones rurales, mujeres trabajando en negro, talleres clandestinos. Esto no es cultura del encuentro”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s