(testimonio): “APRENDÍ A VER QUE DIOS TIENE UN PLAN”

Se llama Verónica Cantero Burroni y es argentina. Tiene 15 años y sufre discapacidad motriz; se desplaza en silla de ruedas. Es una chica que siempre se ríe. Ha escrito una novela que se titula: “El ladrón de sombras” que obtuvo un premio internacional. El año pasado Verónica,  acompañada por su madre, viajó a Roma para recibir el premio. Los médicos le autorizaron el viaje y ella subió por primera vez a un avión. En la valija puso un ejemplar de su novela para entregarla al Papa Francisco y esperó el miércoles, día de las audiencias en el Vaticano.

Ella cuenta: “Quedé en primera fila, en el sector reservado para los chicos con discapacidad. Si el Papa me saludaba estaba contenta y si no, también porqué lo estaba viendo muy de cerca. Pero cuando terminó la audiencia, el Papa bajó las escaleras y vino directamente hacia mi diciéndome: “me contaron que sos una muy buena escritora”. Yo de la emoción no pude ni hablar. Le di mi libro firmado y dedicado a él. Me dio las gracias, un abrazo y un beso. Y me dijo que rezara por él”. En una entrevista a la periodista de la revista “Viva” que le preguntaba si la fe en Dios era su refugio contestó: “Gracias a mi fe puedo afrontar lo que me toca. Y gracias a mi fe puedo encontrarle una razón a esta condición que tengo. Si bien es mi cruz, ya no la veo así. En algún momento me pregunté para qué y porqué me tocó todo esto. Antes estar en silla de ruedas era mi cruz, pero con el tiempo aprendí a ver que Dios tiene un plan mucho más grande para mí. Cuando Dios me pensó así como estoy, no lo hizo para que sufriera; sino para que pudiera darme cuenta de que hay algo más allá de lo que somos físicamente. La vida me llevó a apoyarme mucho en la fe. Mi familia me enseñó que Dios nunca me va a dejar plantada. Me bauticé, tomé la comunión y me confirmé el año pasado. Aunque esté cansada, el ir a misa me ayuda. Estar limitada en esta condición me permitió observar detenidamente la condición de los demás. A mí no me afecta no poder moverme. Aprendí a vivir con esto. Y estoy contenta porque gracias a que estoy en silla de ruedas me convertí en escritora, me hice más observadora de la realidad. Dios me dio este don para decirle a la gente: “por más que estés así, lucha para adelante que también tu lo puedes”. Se le preguntó si le inquietaba el futuro: “Cuando me pongo a pensar en el futuro me digo a mi misma: “ahora estoy acá y después la vida y Dios van a decir qué me tienen preparado en el momento que me lo tengan que indicar. Yo pienso en lo que me toca hacer hoy; pienso solo en el presente”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s