VENEZUELA: DIÁLOGO IMPRESCINDIBLE

Los seis miembros de la presidencia de la Conferencia Episcopal de Venezuela han estado en el Vaticano y la conclusión es que tarde o temprano hará falta iniciar nuevamente las negociaciones, sobre la base de las cuatro condiciones presentadas por la carta del cardenal Pietro Parolin el 2 de diciembre pasado: canal humanitario, reconocimiento de la Asamblea Nacional, liberación de los presos políticos, calendario electoral. Las protestas en la calle siguen, con el ritmo ahora de una víctima fatal cada día. El anuncio de una Constituyente, rechazada por la Iglesia por innecesaria, hizo crecer la tensión. En realidad el gobierno no es monolítico y ya hay disenso con la línea dura. También en la MUD (Mesa de Unidad Nacional) crecen los que optan por las negociaciones; hasta ahora han prevalecido los que rechazan cualquier negociación como si fuera una traición. El fracaso del dialogo ha sido responsabilidad de una parte y de la otra. Solo se ha buscado la derrota del otro. Si Maduro es un fantoche de los militares, los de MUD son políticos que se pelean ambicionando el poder.

En la oposición, fragmentada en quince partidos, no hay una voz con autoridad creíble ni un proyecto orgánico de país. Los sectores más pobres temen perder sus conquistas sociales para pasar a un gobierno de signo contrario. Solo la negociación representa la única salida al caos. La Iglesia seguirá insistiendo para alcanzar los acuerdos mínimos y necesarios para abrir un camino gradual de normalización.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s