ARGENTINA: PALABRAS CLARAS

entrevista con Virginio Bressanelli (a la derecha)

Al cumplirse los 22 años de la muerte del obispo Jaime de Nevares, el obispo actual de Neuquen Virginio Bressanelli publicó una carta pastoral abierta, donde siguiendo la huella de su precedesor se declara  a favor de los Derechos Humanos “contra todo tipo de violencia venga de donde viniera y contra toda impunidad real y legal, total o parcial, directa o encubierta”. Sigue diciendo: “No podemos nunca equiparar el terrorismo de estado con el delito guerrillero. Aún rechazando con firmeza a ambos, los crímenes del terrorismo de estado son de una gravedad mayúscula ya que fueron cometidos por quienes debían cuidar la vida, el derecho y el bien de los ciudadanos. Al obrar fuera de toda norma jurídica secuestrando, robando, torturando, matando, haciendo desaparecer a personas y apoderándose de niños ajenos, dichos crímenes merecen una pena ejemplar. Por otra parte, tampoco es justo prolongar detenciones sin juicio ni condenas. La justicia lenta y largamente esperada conspira contra la paz social. La justa pena es castigo, pero ha de darse dentro de las condiciones legales y humanas que garantiza la Constitución”.

Aclarando lo acontecido en la última Asamblea Plenaria de los obispos, Bressanelli afirma que “desde hace más de dos años, los obispos nos venimos reclamando un espacio interno (es decir entre nosotros mismos) de diálogo y sinceramiento acerca de los años de la dictadura y de la responsabilidad que le pudo caber, en ese tiempo, a la Conferencia Episcopal. Ninguno de los que actualmente somos obispos en función de gobierno, era miembro del episcopado en ese tiempo. El espacio que nos propusimos tener es parte de un itinerario que nos ocupará en varias reuniones plenarias. Creo que si entre nosotros los obispos seremos capaces de reconciliarnos objetivamente sobre este tema, podremos ayudar a todos a construir una patria de hermanos”. En cuanto al fallo de la Corte Suprema de Justicia concediendo beneficios a un condenado por delitos de lesa humanidad y que salió justamente en esos días, el obispo advierte que “el episcopado nada, absolutamente nada tuvo que ver con él y tomamos conocimiento del fallo igual que toda la población. Para nosotros la reconciliación no es ni lo fue nunca sinónimo de impunidad  ni de echar un manto de olvido sobre tales crímenes ,como si nada hubiera sucedido. Cuando además el mal realizado, fue público y con graves consecuencias que siguen atormentando a terceros, la justa reparación en este caso de crímenes del terrorismo de estado, implica colaborar con la justicia dando los datos que se posean en torno a los desaparecidos, a los lugares donde se encuentran los restos de quienes fueron asesinados, al destino dado a los niños secuestrados etc. Lo que en este caso debemos reconocer los obispos, es nuestra falla en la comunicación”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s