EGIPTO: SALDO DE LA VISITA

Sheikh Ahmed el-Tayeb

El viaje del Papa a Egipto fue significativo y trascendente por ser el país más importante del mundo árabe y en casi su totalidad musulmán. El Papa viajó además en el marco de graves discordias internas entre musulmanes. Los musulmanes de Egipto son sunitas como la inmensa mayoría de los musulmanes en el mundo pero a su vez están divididos entre moderados y fundamentalistas. Son las divisiones en el Islam las que hacen precaria la vida de los cristianos. El Papa apoya la Universidad de Al-Azhar por su autoridad moral entre los sunitas y su enfoque moderado, lejos del fundamentalismo de los Hermanos Musulmanes. La Universidad, con su mezquita, es una institución milenaria con 70 Facultades universitarias y estudiantes de cien países.

En su discurso en la Conferencia Internacional de Paz organizada por la Universidad, el Gran Imam Ahmed al Tayeb enfatizó el valor de los Derechos Humanos para todos, “sin responsabilizar a la Religión de los actos de un pequeño grupo de seguidores ignorantes que malinterpretan el Islam, derraman sangre inocente y propagan la destrucción. Tampoco el Judaísmo es una religión terrorista solo porque un grupo usa la religión de Moisés para ocupar territorios que no le pertenecen o el Occidente (cristiano) porqué tuvieron dos guerras mundiales con 70 millones de muertos y lanzaron bombas nucleares sobre Japón”. El Papa en su discurso volvió a repetir que “solo la paz es santa (en alusión a la “guerra santa”) y habló de “la incompatibilidad entre creer en Dios y odiar”. Pidió “evitar por un lado que se reduzca la religión a la esfera privada y por el otro que se confunda la esfera religiosa con la política sin distinguirlas adecuadamente”. Alertó sobre “el peligro para la religión de una estrecha cercanía al poder político”. En estas palabras había una alusión a los esfuerzos del Gran Imam para no politizar la Universidad y para lograr una plena independencia religiosa sin  interferencias del gobierno. Ahmed al-Tayeb es Gran Imam por nombramiento del gobierno que no solo viola los derechos humanos sino que interviene constantemente en el ámbito religioso. El Papa pidió un frente unido entre cristianos y musulmanes contra la violencia, contra la proliferación de armas, su producción y comercio que producen el cáncer de la guerra. El discurso del Papa fue interrumpido diez veces por aplausos. Recordó a san Francisco y su encuentro con el sultán Melik al Kamil y propuso tres criterios para seguir en el diálogo interreligioso: defender la propia identidad; que el diferente no sea tratado como enemigo; sinceridad en las intenciones para que el diálogo no sea una estrategia para realizar segundos fines. “A la lógica incendiaria del mal, hay que contestar con el paciente crecimiento del bien”. Seguramente el viaje del Papa fue un aporte a la renovación religiosa del Islam y a la paz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s