(editorial) UN NUEVO LENGUAJE

En una entrevista al diario La República, el obispo auxiliar de Montevideo Milton Tróccoli y el vicario pastoral Daniel Kerber  coincidían en que una de las principales causas del descenso del número de feligreses en los últimos años, fue la falta de una buena comunicación, de un lenguaje actualizado. Es un problema de toda la Iglesia. El papa Francisco manifiesta una capacidad comunicativa sin precedentes en una sociedad mediática como la de hoy. Con el objetivo de una “Iglesia en salida” el Papa se vale del teléfono, de internet, de las entrevistas aún a los medios más alejados de lo religioso, con una palabra sencilla, clara y estimulante. Muchas veces la Iglesia en el pasado se ha presentado no solo como elitista y clerical, sino con un lenguaje intelectual y abstracto, doctrinal y moralista. El magisterio de la Iglesia, por sus textos complicados, llegaba a una minoría selecta o si llegaba al gran público, llegaba muchas veces recortado o deformado por la prensa. En la revista Umbrales nos hemos pasado la vida traduciendo en forma inteligible y popular los difíciles y extensos documentos oficiales de la Iglesia. Hemos tratado de ser voz, no únicamente de los que no tenían voz, sino también de los que la tenían pero no lograban hacerse entender. Por eso los avances de la teología después del Concilio, de la investigación bíblica, de la doctrina social y aún de la pastoral no han llegado muchas veces al católico de a pie. Todavía hay eclesiásticos que hablan en una entrevista o por radio como si hablaran a sus feligreses en la misa del domingo o como dando lecciones académicas con argumentos de autoridad. Y esto dificulta y bloquea la comprensión y el diálogo. Con respecto a las homilías escribe el cardenal biblista Gianfranco Ravasi: “La Palabra de Dios está sufriendo; es traicionada y humillada. Con frecuencia los sermones son tan incoloros, insípidos e inodoros que resultan totalmente irrelevantes. La Palabra de Dios aconseja y consuela, pero también ofende, hiere, inquieta, juzga, deja marcas”. Por otra parte la ausencia de la palabra de pastores y laicos en el ámbito público es prácticamente total. El laicado católico no está llamado a hablar oficialmente en nombre de la Iglesia; tiene competencia y responsabilidad propia, con libertad de opinión, para juzgar sobre cantidad de problemas en el orden social, económico y político.  Cuesta hasta escribir una carta al diario, llamar por teléfono a una radio o a un canal de televisión para que se oiga también, sin ninguna ostentación, el punto de vista cristiano. Hay muchos profesores cristianos en las aulas; quizás en el futuro se precisen muchos más comunicadores. Si se mira a la importancia que se le da a los medios de comunicación en la pastoral, daría la impresión que a muchos no les importan en absoluto; no se sienten a gusto y le tienen miedo a los medios y solo fomentan boletines, folletos y pasquines piadosos. La radio, la televisión, internet son medios que llegan hoy a todas las casas, hasta las más humildes, y son los que enseñan nuevos modos de vivir y enfrentar la realidad, mentalizan, forman opinión, crean cultura. Obviamente en estos medios públicos no se puede hablar como desde el ambón; es preciso despojarse de todo dogmatismo y bajar del pedestal para confrontarse en pie de igualdad con los interlocutores. No hay que pretender saberlo todo: hoy se rechazan las respuestas dogmáticas y prefabricadas. La Iglesia cuando ha de responder a criticas aún injustas, ha de entrar con mansedumbre y respeto en el debate público ofreciendo sus  razones y sin polémica, porque no se trata de vencer sino de convencer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s