PARAGUAY: REELECCIÓN Y VIOLENCIA

el Parlamento paraguayo, incendiado durante manifestaciones

El 28 de marzo el Senado (25 contra 19) votó una enmienda a la Constitución con la intención de favorecer la reelección del actual presidente Horacio Cartes, en vista de las elecciones de 2018. A ese juego se prestó también el ex obispo y ex presidente Fernando Lugo, que también aspira a una nueva candidatura presidencial. La Constitución de 1992, en orden a preservar la democracia muy endeble en ese país, les concede a los presidentes un solo mandato. La Conferencia Episcopal puso en duda la legalidad y legitimidad de lo actuado por el senado, por la falta de consideración y respeto a la Constitución y a la democracia. Enseguida la oposición habló de un “golpe de estado parlamentario” y en la calle se desató la violencia con un muerto y varios heridos. Según la Iglesia, otras deberían ser las prioridades en un país donde abundan los campesinos sin tierra y los latifundios, solo el 66% de la población tiene agua potable, hay por doquiera corrupción y narcotráfico, los indígenas son totalmente marginados. Después de los incidentes, Cartes invitó a los presidentes de las dos Cámaras, a los líderes de los partidos políticos y a la Iglesia a una mesa de diálogo, sin retirar el proyecto de enmienda. Esta había sido propuesta por el partido Colorado de Cartes y el Frente Guazú de Lugo; aprobada en el Senado, debería haberse ratificada ahora en la Cámara de Diputados donde la amplia mayoría es del gobierno y con un posterior referéndum. En la mesa de diálogo, que se realizó en el ex Seminario Metropolitano, participó el arzobispo de Asunción Eduardo Valenzuela, sosteniendo que “no es el momento de insistir sobre la reelección” ya que esto provocaría más división y violencia en el país. Fernando Lugo condenó los hechos de violencia, pero tampoco retiró su apoyo a la enmienda. El obispo de Caacupé, Claudio Jiménez, responsabilizó de la violencia a los tres poderes: el ejecutivo, el legislativo y el judicial. “También los partidos políticos están dispuestos a violar la Constitución y las leyes; quieren llegar al poder a toda costa”, dijo. La Misa del obispo transmitida como siempre por televisión, al momento de la homilía fue interrumpida. El obispo de San Pedro, Pierre Jubinville dijo que “desde el año pasado se pedía abandonar el proyecto de enmienda, pero parece que no se ha escuchado el pedido de la Iglesia”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s