CARLOS MARIA GALLI: “EL PAPA ES POPULAR, NO POPULISTA”

El sacerdote Carlos Maria Galli es un teólogo argentino amigo del papa desde hace 40 años; es miembro de la Comisión Teológica Internacional y colaboró estrechamente con Bergoglio en la formulación del documento de Aparecida, del cual se celebran los 10 años en este mes de mayo. Galli ha escrito junto al jesuita p. Antonio Spadaro el libro: “La reforma y las reformas de la Iglesia”, fruto de un congreso donde participaron 30 teólogos de 30 países distintos. En el libro se presenta la “Iglesia en salida” que promueve el Papa Francisco con la sinodalidad como clave de la renovación eclesial y con tres cuestiones prioritarias; la unidad de los cristianos; una Iglesia más pobre, fraterna e inculturada; una espiritualidad evangélica animada por la misericordia y el discernimiento.  Después de la presentación del libro, Galli declaró en una entrevista: “La concepción de Iglesia que tiene el Papa no solo deja atrás la concepción piramidal de antes del Concilio, sino que habla inclusive de una pirámide invertida. La base, que es el conjunto del Pueblo de Dios, se convierte en la cumbre y al servicio del mismo está el ministerio de los obispos y del Papa. Para el Papa el principal obstáculo interno para la reforma de la Iglesia es el clericalismo. La palabra ‘sinodalidad’ significa ‘caminar juntos’, participación.

Por ejemplo, Francisco está eligiendo cardenales y obispos de países que nunca nadie hubiera imaginado, para expresar el rostro multiforme de la Iglesia. Si hace cien años el 70% de los católicos vivía en el norte del mundo, ahora el 70% vive en el sur. Con Papa Francisco se da el principio del fin del eurocentrismo de la Iglesia Católica en pos de una catolicidad más universal. Para el Papa la ‘Iglesia en salida’ no es solo un tema geográfico; significa acompañar, discernir, integrar a todos. Nosotros estamos poco acostumbrados a acompañar, mas bien estamos para mandar o indicar lo que hay que hacer. Tampoco estamos acostumbrados a discernir cada caso; preferimos la comodidad de recetas claras y precisas para todos. El Papa además no quiere imponer un modelo pastoral latinoamericano, sino promover la inculturación de la fe como se hizo aquí con los rasgos propios de cada Iglesia de cada tiempo y de cada lugar. Se ha acusado injustamente al Papa de ‘populista’. El Papa es popular porqué sabe estar con la gente, por su trato cálido, típico de la cultura afectiva y gestual de los pueblos latinoamericanos. Al saludar a  la gente después de Misa, no hace nada distinto de lo que hacemos todos los curas aquí. Habla de forma sencilla, pero con conceptos profundos. En cambio el populista es un demagogo con estilo retórico que se apoya sobre consignas; todo lo convierte en lemas que le permitan manipular al pueblo. Cuando Francisco dice: ‘recen por mi’, es porque reconoce que el pueblo es un sujeto creyente y orante que sostiene el ministerio de su pastor”. También el p. Adolfo Nicolás, ex superior general de los jesuitas escribió recientemente: “El Papa no gasta pólvora en salvas. ‘Me critican porque no hablo suficientemente como pontífice y no actúo como rey’, me dijo. Por eso cada discurso a la curia romana es un llamado a vivir el evangelio sin disfraces; él sabe que la curia vaticana tiene que ver mucho con la credibilidad de la Iglesia. Según el Papa, el sacerdote y el obispo no son una casta privilegiada sino personas cuya preocupación central debe ser el sufrimiento de la gente”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s