SCHICKENDANTZ: “NUEVO ROSTRO DE LA IGLESIA”

Francisco en su Mini4

Carlos Schickendantz es un reconocido teólogo argentino, de padre alemán, que enseña enla Universidad Hurtado de Santiago de Chile. Según él la llegada del papa Francisco al Pontificado “ha desplazado el centro de la Iglesia a las periferias. Es el momento de la Iglesia Latinoamericana y hoy los teólogos respiran”. El teólogo pide al Papa la que para él es la reforma más importante: la reforma del papado y la descentralización de su ministerio. Declara: “Que esta idea de la reforma de la Iglesia sea asumida por el mismo obispo de Roma es un salto cualitativo que se vivió en el momento del Concilio y ahora lo estamos viviendo de nuevo. La reforma de la Iglesia surge de abajo normalmente pero en este momento, igual que con el Concilio, se está promoviendo desde arriba. Se abren espacios de libertad que pueden ser muy creativos. Todos tenemos que entrar en esta dinámica en la que se puede conversar, discutir, discernir ensayar, corregir. Hasta hay gente que hoy desobedece públicamente al Papa, pero con esa misma desobediencia se está reformando el Papado. Si ya los que eran ayer tan papistas se atreven hoy a plantear dudas y a escribir en contra, ellos mismos están devaluando en cierto sentido la figura monárquica papal. Se trata de pensar hoy la figura del Papa como obispo de Roma en comunión con los demás obispos; para mi este es el núcleo de las reformas porque la sinodalidad, la revalorización de las Iglesias Locales y de las Conferencias Episcopales dependen de una reformulación del centro romano. La concentración de la Iglesia en la figura del Papa, aún si atractiva, revela cierta anomalía. No podemos caer en la papolatría que antes criticábamos. El obispo de Roma ha de descentralizar su ministerio para que crezcan las otras instancias eclesiales. El mismo  Francisco está pidiendo a los obispos más capacidad de iniciativa, admitiendo que él no puede resolver todos los problemas; por eso les ha pedido a los obispos de Brasil que le traigan propuestas valientes por la falta de sacerdotes. En una institución clericalizada como la que tenemos, Dios nos envía menos vocaciones para obligarnos a promover el laicado. Dios mismo reforma la Iglesia empobreciéndola, para que se aprovechen los carismas dormidos de cada creyente. El Papa también pide una Iglesia pobre para los pobres. Difícilmente se podrían mantener ciertos estilos de vida a nivel de Iglesia en las sociedades de  mayor bienestar como en Estados Unidos y Europa si tomáramos en serio el estilo de vida que propone el Papa. Muchos obispos viven todavía en palacios y la única pregunta es cuanto tiempo van a demorar para dejar eso. Empobrecerse voluntariamente es un testimonio nítido que deja mudos a todos. En la reforma de la Curia romana el Papa ha usado la palabra “corte” para apuntar a toda una forma de vestir y de tratar, a toda una cultura institucional. Hoy le toca a la Iglesia Latinoamericana ofrecer su estilo, su terminología, sus acentos, su teología, su pastoral. Después vendrá otra Iglesia, quizás la de África. La sensación de crisis eclesial es una sensación occidental. El Cristianismo crece a niveles muy importantes en África y también en Asia”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s