CHINA: EXPECTATIVAS

cina_-_1213_-_assemblea_dei_rappresentanti_cattolici_cinesiDel 26 al 30 de diciembre se desarrolló la 9ª Conferencia de Representantes Católicos Chinos, convocada por el gobierno, en la que los representantes de las diócesis de todo el país están obligados a concurrir  cada cinco años. Es la mayor instancia de política religiosa de Pekín y allí se distribuyen los cargos en los organismos oficiales que son la Asociación Patriótica y el Colegio de los Obispos, una especie de Conferencia Episcopal. Todos estos organismos no son reconocidos por el Vaticano. A diferencia del año 2010, este año el Vaticano no prohibió a los obispos asistir a la Conferencia para evitar las consecuencias negativas que se dieron después de aquel año en el nombramiento de obispos. Los obispos sabrán garantizar que las disposiciones de la Asamblea no afecten la naturaleza sacramental y la gran disciplina de la Iglesia. Se reitera sin embargo que la Asamblea de Representantes es “incompatible con la doctrina católica”.

En este caso se quiere evitar que los obispos sean arrastrados por la fuerza como sucedió en el 2010. En la Asamblea hay miembros del partido y los obispos son minoría. Hay también sacerdotes y laicos. En el 2010 hubo 341 participantes. Se habla de que también algún obispo en comunión con el Papa pueda ser elegido ahora para altos cargos de los organismos oficiales. Se espera que se diga abiertamente que la independencia o autonomía exigida a la Iglesia china se refiere tan solo al aspecto político, geopolítico y económico, no a la doctrina. Desde las bases sin embargo se mira con indiferencia este acontecimiento porque todo está organizado y piloteado por el Ministerio de Asuntos Religiosos. El Vaticano también comparte el dolor de los católicos por la participación de un obispo ilegítimo (uno de los ocho) que, escoltado por la policía, participó en la consagración de los dos últimos obispos en comunión con el Papa. Este obispo ilegítimo ha sin embargo reconocido su error y empezó un camino de reconciliación con el Vaticano. En esta delicada etapa de negociaciones con el gobierno chino, el Vaticano sabe que el Ministerio de Relaciones Exteriores quisiera tener relaciones diplomáticas con el Vaticano y por eso quiere evitar enfrentamientos. El Vaticano juzgará en base a hechos comprobados, para medir los primeros efectos de los renovados contactos bilaterales. Los católicos chinos esperan señales positivas que les ayuden a tener confianza en el diálogo entre las autoridades chinas y la Santa Sede. Por su parte la Iglesia china ha de esforzarse en inculturarse cada vez más en las tradiciones, cultura y costumbres de su pueblo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s