VATICANO: REVOLUCIÓN DE LA NO VIOLENCIA

115El mensaje del Papa para la Jornada Mundial de la Paz del 1º de enero de 2017, en su 50º aniversario, se titula: “No violencia: estilo de una política por la paz”. Entre otras cosas se afirma: “Ninguna religión es terrorista. La violencia es una profanación del nombre de Dios. Solo la paz es santa, no la guerra. La violencia tan solo beneficia a los señores de la guerra. Cuando Jesús impidió que la adúltera fuera lapidada y cuando ordenó a Pedro de poner el arma en la vaina, eligió el camino de la no violencia que recorrió después hasta la cruz. La no violencia es el camino revolucionario del cristiano, hasta llegar a tratar al enemigo como hermano. No se trata de una resistencia pasiva sino activa, respondiendo al mal con el bien y rompiendo así la cadena de la injusticia”.

El Papa recuerda después el “éxito impresionante” de hombres y mujeres que han ejercido la no violencia activa en el campo social y político. Además de Gandhi y Luther King, el Papa nombra a Madre Teresa de Calcuta y también al Papa Juan Pablo II por haber ayudado a la caída de los regímenes comunistas en Europa con las únicas armas de la verdad y la justicia. También hace el nombre de Abdul Khan, el Gandhi musulmán que había organizado un ejército de voluntarios de la no violencia formado por diez mil personas. Sufrió la dura represión inglesa, pero pidió a su gente que juraran abstenerse de la violencia y de la venganza, además de perdonar a los que los oprimían sin dejar de luchar. Después de la liberación, por negarse a la partición de India y querer convivir con los hindúes, tuvo que pasar 30 años en la cárcel por parte de las nuevas autoridades del Pakistán y terminar en el exilio. También el Papa recuerda a Leymah Gbowee, cristiana luterana que recibió el Premio Nóbel de la Paz en 2011. Ella y sus compañeras cristianas y musulmanas formaron un movimiento no violento que logró parar en Liberia una guerra larga y cruel. Para el Papa la no violencia activa es más eficaz que la guerra. Denuncia también la violencia doméstica creciente y los abusos sobre mujeres y niños. Pide que la no violencia activa  sea un estilo de vida para los cristianos y de política en los conflictos. También clama por el desarme, la prohibición y abolición de las armas nucleares. Es éticamente negativo no solo el uso de las armas nucleares sino también su tenencia; poseer armas nucleares quiere decir que hay voluntad de utilizarlas como última instancia. El Papa ha condenado la guerra en Siria como “un cúmulo de atropellos y mentiras, un laboratorio de crueldades” y ha escrito una carta al presidente sirio Bashar al Assad pidiendo que Siria, cuna del Cristianismo, vuelva a ser un país de paz buscando una solución pacífica a las hostilidades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s