GUATEMALA: RECONOCEN A LOS MÁRTIRES

Stanley Francis Rother
Stanley Francis Rother

El 2 de diciembre pasado el Papa Francisco firmó el decreto por el cual se reconoce el martirio en Guatemala, como paso último para la beatificación, del misionero estadounidense p. Stanley Francis Rother. Había llegado a Guatemala en 1968 y se había entregado al trabajo entre los indígenas del suroeste del país. Había aprendido el idioma de los indígenas y había hecho por primera vez una traducción de los evangelios a ese idioma y del rito de la misa también. Había organizado una cooperativa campesina, un pequeño hospital y una radio que promovía la alfabetización. Durante la persecución desatada contra la Iglesia Católica por el militar dictador Efraín Rios Montt, fue asesinado por los sicarios de un escuadrón de la muerte en 1981, a los 46 años. Había vuelto meses antes, transitoriamente, a Estados Unidos y habiendo sido amenazado de muerte lo mismo quiso volver entre su gente a pesar de todo.

 

Se acusaba a la Iglesia, a los curas y a los catequistas de infiltración marxista por ayudar y proteger a los pobres y a los indígenas; eso era comunismo. Rios Montt pertenecía  a una secta religiosa y se declaraba “ungido de Dios”. Es el responsable del genocidio indígena de los años 80, con 440 aldeas arrasadas, más de 600 masacres colectivos, entre 40 y 50 mil desaparecidos, más de 200 mil muertos. Todo está documentado en el informe “Guatemala Nunca Más” en el que trabajó el obispo Juan Gerardi, también él asesinado. Durante toda esa guerra sucia que terminó en 1996 fueron asesinados unos 17 sacerdotes, dos religiosas y un obispo, de 300 a 400 catequistas líderes de las comunidades rurales, todos tildados de guerrilleros. Varios de ellos ya están camino al altar. Ya en el Jubileo del año 2000 la Iglesia de Guatemala había presentado una lista de 77 mártires catequistas. La iniciativa del Papa Francisco hace justicia después de largo tiempo, como en el caso del obispo Romero de El Salvador, a una Iglesia perseguida y sufrida a causa del Evangelio. La Iglesia de Guatemala es la que más mártires ha tenido en América. El gesto del Papa demuestra que los sacerdotes, religiosos y laicos asesinados en las dictaduras militares de América Latina, murieron por intolerancia religiosa, en odio a la fe y al Evangelio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s