(testimonio) EMMANUEL LECLERCQ: DEL CONTENEDOR AL SACERDOCIO

Emmanuel Leclercq, se forma en el Instituto Notre-Dame de Vie
Emmanuel Leclercq, se forma en el Instituto Notre-Dame de Vie

Emmanuel es un seminarista de 34 años , nacido en la India en 1982 y que ahora se prepara al sacerdocio en el seminario de Aviñon (Francia). Su madre, quizás desesperada por la pobreza y por no poderlo criar, lo dejó recién nacido en un contenedor de basura frente a la casa de las Misioneras de la Caridad de Madre Teresa, probablemente esperando que ellas lo recogieran. Este es el testimonio de Emmanuel: “A los diez días de haber nacido mi madre me tiró a un contenedor de basura frente a la casa de las Hermanas en Amravati, periferia de Bombay. Pero si mi madre me abandonó allí, no fue por casualidad; los planes de Dios eran otros. Cuando la misma Madre Teresa me encontró el 19 de septiembre de 1982, tenía el nombre de mi madre (“Subadhra”, un nombre muy común) escrito en el brazo y la fecha en la que ella me había dejado. También me había dejado al cuello un collarcito con mi nombre: Robin.

Agradezco a mi madre por haberme dado un nombre y ahora que me llamo “Emmanuel” (=Dios con nosotros) gracias a mis nuevos padres, le he dado el nombre de Robin a mi ángel de la guardia. Tras de él, percibo la mano de Madre Teresa y su voz imperceptible que me acompaña todos los días. Después de un año de permanencia en la casa de las Hermanas, fui adoptado por una familia francesa. Ellos me han devuelto mi dignidad, me han educado, me han dado la posibilidad de estudiar y gracias a ellos puedo llegar a ser sacerdote. Me faltan tres años para realizar mi sueño. Por 11 meses estuve en los brazos de Madre Teresa que me puso en una cuna junto a otros niños abandonados. Mis padres adoptivos me han contado esta historia a los siete años. Cuando el pasado verano volví después de treinta años a la India, por primera vez tuve el gozo de encontrar a una Hermana de 90 años que había estado presente cuando me encontraron. Me mostró el libro donde estaba registrado mi nombre y la fecha; lo que más me emocionó es que habían conservado el collarcito con mi nombre: Robin. Agradecí al Señor antes que nada por el don de la vida; después agradecí  a mi madre que me trajo al mundo, a Madre Teresa que me salvó y a los nuevos padres que me han adoptado. Lamento no haber encontrado a mi madre, pero nunca dejé de buscarla y siempre rezo por ella. Quizás tenga también hermanos y hermanas. Nos encontraremos en el cielo para cantar juntos la gloria de Dios”.

Un comentario en “(testimonio) EMMANUEL LECLERCQ: DEL CONTENEDOR AL SACERDOCIO

  1. Emmanuel un gusto saber de ti cuando el año pasado recibí tu notícia y me conmovió hasta las entrañas .felicitaciones pertenesco al Movimiento Serra Club. Nos dedicamos a rezar y hacer rezar por los Sacerdotes Religiosos.Religiosas Seminaristas y Misioneros Dresde Diciembre del año pasado estás en nuestras Oraciones Emmanuel. Pido a Dios en el momento de tu ordenacion estar precente saludos desde Uruguay Alejandro Martín Sánchez mi correo alejandromartin72@hotmail.com

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s