RELIGIOSOS: VERDAD Y TRANSPARENCIA

Los Frailes Menores son 13 mil en el mundo. El nuevo superior general Michael Anthony Perry que asumió en septiembre del 2014, encontró casi vacías las arcas de la Orden. Con las anteriores autoridades había habido pérdidas millonarias. Estas son sus declaraciones: “La primera tentación fue llenar el agujero con dinero extra y relevar con discreción a las personas responsables, como siempre se había hecho para preservar la reputación de la institución a cualquier costo. Pero esto significaba sacrificar la propia dignidad, la identidad y vocación profética de la vida religiosa. Después de haber orado y consultado, hemos decidido denunciar el hecho a las autoridades para una investigación cuidadosa. Hemos decidido seguir el camino de la verdad y la transparencia. Hemos sido víctimas de una estafa económica y se ha abierto un proceso canónico contra los responsables. El dinero tiene el poder de atraer y corromper hasta a los religiosos, pero nuestra misión es ser garantes de la pobreza evangélica y de la transparencia económica”. Del 25 al 27 de noviembre se realizó en Roma justamente un congreso de religiosos sobre economía, con más de mil entre religiosos y religiosas. El Papa advirtió a los religiosos en esa ocasión de “no dejarse llevar por la lógica diabólica de la ganancia; el diablo a menudo entra en los conventos por el lado de la billetera o de las casas de crédito. Hay que tener los oídos atentos a la Palabra de Dios y a la voz de los pobres. El criterio de evaluación de una obra no es si rinde económicamente, sino si corresponde a la finalidad de la misión”. El Papa denunció también a “los muchos consagrados que siguen pensando que las leyes de la economía son independientes de cualquier consideración ética y que hay que adecuarse a los valores del mercado. Debemos educarnos a una austeridad responsable. No basta atrincherarse detrás de la afirmación de que uno no posee nada porque es religioso, si el instituto le permite disfrutar de todas las comodidades. La hipocresía de las personas consagradas que viven como ricos, hiere la conciencia de los fieles y daña a la Iglesia”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s