VATICANO: TERMINA EL JUBILEO

Concluye el 20 de noviembre el Año Santo de la Misericordia. Desde la primera Puerta Santa en Bangui (África) hasta el “mea culpa” del Papa en nombre de los cristianos “por mirar del otro lado al encontrarnos con  los excluidos” en el Jubileo de los Excluidos, el Papa ha querido por primera vez en este Jubileo, en nombre de la misericordia de Dios, que se abrieran unas diez mil Puertas Santas en todo el mundo. Veinte millones de peregrinos han llegado al Vaticano. Entre los hechos más destacables en el Vaticano hay que recordar el envío de 1.142 “misioneros de la misericordia” con facultades especiales, la canonización de Madre Teresa de Calcuta proclamada “patrona del voluntariado”, el viaje papal a la isla de Lesbos y toda la actividad en favor de inmigrantes y prófugos, los encuentros ecuménicos de Asís y Lund, la actividad diplomática en pos del acercamiento USA-Cuba, la asamblea de los Movimientos Populares, los Viernes de la Misericordia que el Papa una vez al mes ha dedicado a la visita de hospitales e instituciones asistenciales, el Jubileo de los presos con mil reclusos que han llegado al Vaticano de 12 países distintos, acompañados por tres mil personas entre familiares, voluntarios y funcionarios. En la ocasión el Papa usó el báculo que le regalaron los reclusos de la cárcel de Ciudad Juárez en México.

El Papa estuvo también en contacto telefónico con condenados a muerte de  los que no se publicó la nacionalidad y cuya sentencia ya se ha ejecutado. Uno de los últimos actos del Año Santo fu el Jubileo de los Excluidos. Los 6 mil “clochard” de 22 países fueron recibidos con todos los honores en el Aula Pablo VI el 11 de noviembre pasado. Allí surgió la idea de crear una Jornada Mundial de los Pobres y el Papa volvió a pedir una “Iglesia pobre para los pobres”. El último acto fue la visita sorpresiva del Papa a siete familias en las afueras de Roma de sacerdotes casados, entre ellos cuatro ex párrocos de Roma. Desde muchas partes se había pedido una revalorización de los curas casados. El año pasado el Papa había dicho que ese tema estaba “en su agenda” y que “hasta ahora la Iglesia no ha encontrado el camino para sanar esta herida”, según el teólogo italiano Giovanni Cereti. Los ex sacerdotes visitados confesaron al Papa “advertir cierta exclusión. Hemos pedido al Papa poder seguir siendo un recurso válido para la Iglesia. Todos nosotros quisiéramos seguir siendo útiles a la comunidad cristiana, superando barreras”, dijeron.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s