ALBANIA: LA IGLESIA RENACE

El 5 de noviembre pasado en la ciudad de Scutari, el delegado papal beatificó a 38 mártires del comunismo de 1945 a 1974. La Iglesia sufrió 50 años de persecución violenta. El dictador Enver Hoxha intentó primero crear una Iglesia nacional separada del Vaticano con unos obispos; debido a su rechazo, fueron encarcelados y después eliminados. Ahora estos figuran entre los primeros mártires. En 1967 fue prohibida toda manifestación de culto, de la religión que fuera, y el país de Albania fue declarado “primer estado ateo del mundo”. En la constitución se decía: “El estado hace propaganda del ateísmo para inculcar en los hombres el materialismo científico”.

Hoxha confiscó todos los edificios de tipo religioso, de cualquier religión, transformándolos en museos, oficinas públicas, cines, negocios, almacenes. Prohibió a los padres darles educación religiosa a los hijos, darles un nombre de santo. Borró todos los nombres religiosos de ciudades y calles en un país cristiano desde el cuarto siglo, aunque ahora sea de mayoría musulmana. El lema de la fiesta de la beatificación en la ciudad de Scutari fue “recordar y perdonar”. Los supervivientes católicos recordaron cómo la fe nunca murió. Al faltar los sacerdotes, eran los padres que bautizaban a los hijos y bendecían los casamientos. La fe se transmitió en las familias con el rezo del rosario, se visitaban los museos para honrar las imágenes religiosas que todavía quedaban. Se iba a las iglesias abandonadas y se leía la Biblia a escondidas; se celebraban las fiestas en la clandestinidad. Los niños en la escuela usaban un nombre, pero en familia solo el de bautismo. Todo esto duró hasta 1990.

el Papa saluda a Ernst Simoni
el Papa saluda a Ernst Simoni

El Papa Francisco quiso premiar la fe de este pueblo heroico nombrando recientemente cardenal al anciano sacerdote Ernst Simoni (88 años). Es el único sacerdote vivo de aquellos tiempos; sufrió 27 años de trabajos forzados, logrando a través de distintos artilugios rezar la misa todos los días en latín y de memoria. Fue él quien expuso las reliquias de los mártires a la veneración de los fieles en la masiva celebración de la beatificación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s