SUECIA: EL ENCUENTRO HISTÓRICO DE LUND

Francisco en Suecia
Francisco en Suecia

En Lund el presidente de la Federación Luterana Mundial, obispo Munib Younan de origen palestino y el secretario general pastor Martin Junge, chileno, se reunieron con el Papa Francisco, rezaron juntos el Padre Nuestro y el Creo, con la presencia también del obispo luterano local que es una mujer, Antje Jackelén. Estuvieron presentes 30 delegaciones de iglesias luteranas de todo el mundo. El sermón del pastor Junge, fue sobre la parábola de la vid y los sarmientos que si están cortados se secan. “Somos ramos de la misma vid; somos uno en el bautismo”, dijo.

El Papa agradeció a Dios “los dones que también a la Iglesia Católica le han llegado a través de la Reforma”. Y añadió: “Lutero nos recuerda que no podemos hacer nada sin Dios. Con el concepto de la “sola gracia” nos ha recordado que solo Dios tiene la iniciativa y que precede nuestras respuestas”. Firmaron una Declaración Conjunta en la que se expresa en cinco párrafos el arrepentimiento por el pasado, el reconocimiento de los dones, la constatación de que la religión fue instrumentalizada por la política, el compromiso de colaboración para el futuro en orden a la caridad. En el estadio de Malmô se presentaron testimonios concretos de este “ecumenismo de la caridad” a través de la obra de una mujer de la India en favor de las mujeres, de una refugiada del Sud Sudan, de la obra de Marguerite Barankitze del Burundi que creó refugios para 22 mil niños, de la obra de Cáritas en Colombia. Habló el obispo católico de Alepo, Antoine Audo, que pidió que todos luchen para mantener la unidad de Siria y que termine la guerra. A través de él, se envió cantidad de dinero entre todos para los refugiados sirios y se rezó por Siria. Se firmó finalmente un Acuerdo entre Cáritas Internationalis, presente en 164 países y la World Service de los luteranos que atiende a 2,3 millones de refugiados. El acuerdo mira a coordinar  todos los esfuerzos que se están haciendo para los refugiados, desplazados y emigrantes, por la paz y el desarrollo. “Que el mundo pueda ver que los luteranos y los católicos ser aman el uno al otro sirviendo al prójimo”, dijo Younan.

Lo que más se destacó en Lund por el lado de la Iglesia Católica no fue tanto la revalorización de Lutero, sino la humilde presencia del Papa que ejerce el papado de una forma totalmente nueva y la común celebración de la Reforma Protestante, como si esta fuera parte de la común historia cristiana . El presidente de la Federación Luterana habló de “un moderno milagro del Espíritu Santo” y el renombrado teólogo protestante Juergen Moltmann ya lanzó la idea de un Concilio de las Iglesias Cristianas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s